Translate

viernes, 29 de noviembre de 2013

¿SABES QUE PEDIR EN LA ORACIÓN?

Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo. Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

FILIPENSES 1:8-11


Estaba leyendo este pasaje de las Sagradas Escrituras, y al empezar a leer el versículo 8 el Señor quebrantaba mi espíritu y comprendí que este es el mensaje que el Señor a través de su Espíritu Santo nos quiere dar hoy.

Quién realmente ama, debe amar aun a su peor enemigo, pues el solo hecho de pensar en que alguien, quien quiera que sea, termine en el infierno es impensable, aunque cierto (recordemos que Jesucristo habló mas del infierno que del Cielo).

Esto no significa decir todo que si, ni compartir con quien no obedece a la Verdad, sino todo lo contrario apartarse de ellos, exhortándoles en toda oportunidad y orando por ellos para que el Espíritu Santo les convierta (salvo en casos de blasfemia contra el Espíritu Santo, habiéndole conocido).

Amados hermanos, para aquellos que estamos en el verdadero Camino, o que al menos nos esforzamos en todo por agradar, obedeciendo, a Dios, desechando todos nuestros pensamientos y deseos, cambiándolos por el: "Heme aquí Señor, has de mi vida lo que tu quieras", lo cual nunca puede contradecir lo ya escrito en la Biblia, es necesario que oremos los unos por los otros, pidiendo que el amor de Dios abunde y sobreabunde en toda nuestra manera de vivir.

¿De qué manera?, en ciencia y en todo conocimiento.  Esto no significa en un conocimiento de la carne, de la ciencia humana vacía de Dios, sino justamente del conocimiento de lo bueno, de lo del Espíritu de Dios, en todo lo que pensamos y hacemos; pues como cristianos, como hijos de Dios, del Creador de todas las cosas, de nosotros principalmente, y sabiendo lo que nuestro Señor Jesucristo, Hijo unigénito de Dios, hizo por nosotros, todo nuestro esfuerzo debe estar puesto en la Salvación de las almas, esto es hacer todo lo que a la Salvación de las almas ayude, en cada acto del diario vivir, lo cual empieza en nuestra mente y se ve reflejado en nuestras obras.

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
JUAN 1:9-13

Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor
FILIPENSES 2:12

Mas dice en todo conocimiento, pero ¿para qué?, para que aprobéis lo mejor. En otros pasajes también se nos explica esto, que debemos examinar todas las cosas y tener comunión con Dios para poder así discernir entre lo bueno y lo malo, esto es juzgar entre lo que a Dios le agrada y lo que no, lo que nos será de bendición o maldición, pero según el Espíritu de Dios y Su Palabra y no según nuestros pensamientos o propio juicio; para nuestra bendición y Salvación como para la de los que nos rodean o Dios nos pone delante, pues allí está el amor del cristiano. (Se recomienda leer: "Aprende a juzgar")

para que seais sinceros e irreprensibles. Dios no puede ser burlado, por lo tanto seamos sinceros delante de Su Presencia y no nos engañemos a nosotros mismos; mas no solo sinceros sino también obedientes y esforzados en hacer Su Voluntad aunque nos cueste o parezca imposible, pues si bien tendremos errores por nuestras debilidades y orgullo, el cual debe morir en nosotros, pero debemos buscar el ser irreprensibles, esto es buscar no cometer errores para ser cada día mas como el Señor manda; y sus mandamientos son vida.

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
FILIPENSES 4:13

para el día de Cristo. Y debemos PERSEVERAR en todo lo dicho antes hasta el fin, hasta el día que Cristo venga a buscar a su pueblo y a juzgar a este mundo, para que seamos de quienes nos vayamos con Él al Reino de los Cielos; pues sino, luego de aquel día, ya no habrá oportunidad de arrepentimiento, y seremos excluídos de Su Presencia, condenados a la perdición eterna, por haber menospreciado y pisoteado la sangre del Hijo de Dios.

llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo. Quién tiene a Jesucristo en su corazón, esto es en su mente (pensamientos), obras (en todo lo que hace), y en toda su manera de vivir, obedeciendo a toda Su Palabra, este es aquel quien dará frutos de justicia; pues todo lo bueno y justo que podemos hacer proviene de Cristo, y es para bendición y Salvación, de nuestro espíritu y alma respectivamente, y todo lo demás que podamos recibir terrenalmente serán añadiduras de haber obrado con justicia, conforme a la justicia de Dios.

para gloria y alabanza de Dios. Y para concluir esta enseñanza, lo mas importante que debemos tener en cuenta, y es que todo lo que hacemos es por y para Dios. Nada bueno hay que tengamos que no nos haya sido dado por nuestro Padre Celestial, y todo lo que se hace es para alabanza de su Gloria, por lo tanto aquí no hay lugar para soberbia y orgullo, ni gloria personal.

Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra otros. Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?
1 CORINTIOS 6-7

Todo proviene de Dios, por lo tanto sin Él nada somos; quien no lo entiende así es el necio y el soberbio, y el tal tiene el infierno como destino, por desechar al dador de la vida y sus mandamientos que son vida. Mas recuerde que esto no es excusa para los rebeldes, pues quien no obedece al que ve menos obedecerá al que no ve, y si usted no obedece a sus padres y a sus pastores menos obedecerá a Dios, pues de esta manera ya no estará obedeciendo a Dios.

Todo es para alabanza de Su Gloria. Al Dios y Padre y a nuestro Señor Jesucristo sea toda la Gloria y la Honra por los siglos de los siglos. Amén.


TODO LO QUE RESPIRA ALABE A JEHOVÁ. ALELUYA.
Salmo 150:6-



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR