Translate

viernes, 8 de noviembre de 2013

¿QUIÉN ME SERVIRÁ?

Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.
SALMO 101:6


Todo aquel que realmente se enamora de Jesucristo, su Salvador, anhela seguirle y servirle de todo corazón. El espíritu de gratitud que mora en los que aman a Dios desea recompensar de alguna manera todos los favores que ÉL nos hizo, sabiendo que la Salvación no la podemos pagar, solo queda en nosotros agradecerle sirviéndole en todo lo que podamos ser útiles como muestra de nuestra gratitud y nuestro amor.

Hermano amado ¿eres tú, uno de estos que desea servir a Dios?. Si tu respuesta es sí continua leyendo este mensaje.

Nuestro Dios nos enseña en este Salmo dos cosas importantes para aquellos que le quieren servir, que sus ojos están puestos sobre los fieles y que los que anden en camino de perfección son los que le servirán.

Amados hermanos todos aquellos que anhelan servir a Dios deben caminar por el camino de la perfección. Si bien la perfección la alcanzaremos cuando lleguemos a su reino; mientras estemos en la tierra debemos caminar por ese camino demostrando a nuestro Dios el deseo de cambiar, de despojarnos de toda mundanalidad para crecer día a día en Su Amor, apartándonos de todo lo malo, es decir santificándonos cada vez mas a fin de alcanzar la perfección.
 
¿Y cuál es el camino de la perfección? JESUCRISTO
 
Iglesia amada, Jesucristo es el ejemplo del Siervo de Jehová, todo aquel que desea servir a Dios, debe andar como ÉL anduvo, en Obediencia, en Santidad, en Amor, en Sujeción, en oración y ayunos, en entrega total y absoluta de sí mismo, como dijo un varón de Dios, el Apóstol Pablo: "YA NO VIVO YO, MAS CRISTO VIVE EN MÍ" (Gálatas 2:20).

Todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, debe ser dedicado a Dios y a su obra, renunciando a los placeres de esta vida y aún, a mi mismo para pensar en el Otro, recordando que nada tiene mas valor que la Salvación de un alma perdida; por la cual nuestro amado Salvador, Jesucristo, derramó su sangre y dio su vida. ÉL vino a salvar lo que se había perdido, esos éramos nosotros y ese tiene que ser nuestro fin ahora, predicar a los que están perdidos para que ellos también tengan Salvación.

Iglesia amada de Jesucristo, ser fiel a nuestro Dios es parte de la perfección; solo aquel que permanece Fiel podrá andar en el Camino de la Perfección. Para Dios es requisito fundamental que no lo traicionemos con otros dioses, esto es Fidelidad, no olvidemos que este es uno de sus Mandamientos. Éxodo 20:3-5
3No tendrás dioses ajenos delante de mí. 4No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 5No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
 
Ser Fiel a Dios en todo, me hace una persona Obediente y el Obediente puede vivir en Amor y Santidad, caminando por el Camino de la Perfección. Hermanos amados quisiera que recordemos un versículo muy importante para que entendamos que es necesario aprender a ser obedientes y para que la soberbia no se entrone en nuestros corazones, creyendo que somos todopoderosos.

7Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente. 8Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; 9y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;                            
HEBREOS 5:7-9
 
Este versículo es un excelente ejemplo de lo que es ser un Siervo del Dios Altísimo, que debemos seguir con toda Humildad y Amor. Quien no ama a las almas perdidas y se preocupa por ellas no puede ser un Siervo de Dios, Jesucristo dio su vida por ellas. Si tu no eres capaz de entregar tus costumbres, caprichos, tradiciones y todo lo que Dios te pide, mucho menos serías capaz de dar tu vida por ellas.

Nadie que no tenga Amor de Dios en su corazón podrá ser un buen Siervo de Jesucristo; pues es el Amor que nos hace superar todos nuestros límites, y dar nuestras vidas para vivir la vida que Dios quiere. Ama a Dios, ama a tu hermano, ama a las almas perdidas y aún ama a tus enemigos, esto es fundamental para servir a nuestro Señor.

IGLESIA AMADA, ESTE MENSAJE ES ESPECIALMENTE PARA LOS QUE AMAN AL SEÑOR Y ANHELAN SERVIRLE. SER SIERVO DE DIOS TIENE UN PRECIO Y ESE PRECIO INCLUYE PADECIMIENTOS Y PERSECUCIONES PARA SER PROBADOS Y APROBADOS POR DIOS COMO HIJOS FIELES. Y PARA AQUELLOS QUE YA SOMOS SIERVOS DE DIOS TAMBIÉN ES ESTE MENSAJE, PARA QUE NO NOS OLVIDEMOS POR QUE CAMINO TENEMOS QUE ANDAR Y QUE NADA NOS APARTE DE EL. NUESTRO SALVADOR NOS BENDIGA Y FORTALEZCA PARA PERMANECER EN FIDELIDAD, AMOR, OBEDIENCIA Y SANTIDAD.

"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
 
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
 
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR