Translate

lunes, 25 de noviembre de 2013

MUJER VALIENTE Y ESFORZADA, DIOS TE BENDECIRÁ

Y dijo David a Abigail: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que te envió para que hoy me encontrases. Y bendito sea tu razonamiento, y bendita tú, que me has estorbado hoy de ir a derramar sangre, y a vengarme por mi propia mano. Porque vive Jehová Dios de Israel que me ha defendido de hacerte mal, que si no te hubieras dado prisa en venir a mi encuentro, de aquí a mañana no le hubiera quedado con vida a Nabal ni un varón. Y recibió David de su mano lo que le había traído, y le dijo: Sube en paz a tu casa, y mira que he oído tu voz, y te he tenido respeto.

1 SAMUEL 25:32-35


Iglesia amada de Jesucristo, leía la historia de Abigail y pensaba en cuántas veces leemos en la Biblia que la mujer sabia ha sido causa de gran bendición para su familia, y aún casos como el de la reina Ester, que fue usada por Dios para salvación de todo su pueblo.

Y hermanas, cuántas mujeres, especialmente en estos tiempos, no son la causa de que su esposo e hijos lleguen al Camino de Jesucristo. Vemos cada día las iglesias llenas de estas mujeres valientes y esforzadas que buscan su salvación y la salvación de toda su familia.

Mis amadas hermanas, muchas mujeres como Abigail se jugaron hasta la vida para salvar sus vidas y las de sus seres amados. Hemos escuchado testimonios tremendos de mujeres que cada vez que volvían de la iglesia les esperaba el esposo para golpearlas; y sabiendo esto no dejaban de congregar y seguían a este Cristo maravilloso que habían conocido.

Recuerdo un hermoso testimonio de una hermana que su esposo la maltrataba y que un día este hombre tomó un arma y cuando ella estaba por ir a la iglesia le dijo: - si vas a la iglesia te mato; y ella con sabia mansedumbre le respondió - si me matas me voy con Cristo y si no lo haces me voy a la iglesia. Y así derrotó al enemigo que estaba en su marido y fue a la iglesia.

Amadas hermanas debemos estar sujetas a nuestros esposos, siempre y cuando no nos hagan hacer cosas que estén en contra de la voluntad del Dios Altísimo. Sea una buena esposa, cuidadosa de su casa, tenga los alimentos listos a su tiempo, respete a su esposo, tenga la ropa limpia y planchada, trate con amor a su esposo y a sus hijos, a sus niños discipline en el amor del Señor con la sabiduría que viene de Dios, haga todo lo que corresponde a una buena madre, esposa y ama de casa. Pero bajo ninguna circunstancia haga lo que sea malo delante de Dios; nuestro primer esposo es Jesucristo y le debemos fidelidad y obediencia absoluta.

Hagamos todo lo que Dios nos pide, aunque, como le pasa a muchas hermanas, su esposo se le oponga. Congregue, vístase como Dios quiere, predique, cuide su familia y su casa, enséñeles la Palabra de Dios, no mire telenovelas y todo programa que sea del desagrado del Señor, dé sus ofrendas, diezmos y primicias (conforme la Biblia); no sea respondona, piense antes de actuar y de hablar; hable con palabras sabias bíblicas y no conforme a las groserías y a los rudimentos del mundo; enseñe a sus hijos a comportarse como Dios quiere, edúquelos en Su amor y corrección; respete a su esposo y por sobre todas las cosas sea fiel a Dios en todo para cosechar las bendiciones que tanto espera. Y recuerde que su buen ejemplo como cristiana es importante para la conversión de su esposo y de los que le rodean.

Así como el rey David escuchó a Abigail y la respetó; así si tu eres una sabia hija del Dios Altísimo, nuestro Padre que está en los Cielos escuchará tus oraciones, te amará, te respetará y estarás un día a su lado en el reino de los Cielos.

AMADA HIJA DEL DIOS ALTÍSIMO SI TU QUIERES QUE TU ESPOSO QUE ESTA EN EL MUNDO CAMBIE Y SEA UN BUEN ESPOSO Y UN BUEN CRISTIANO RECUERDA ESTO "CAMBIA TÚ PRIMERO", SE UNA BUENA HIJA DE DIOS, OBEDIENTE Y FIEL. TU EJEMPLO ES IMPORTANTE PARA TU FAMILIA.

SI TU ESCUCHAS A DIOS, Y LE OBEDECES; ÉL TE ESCUCHARÁ A TÍ Y RESPONDERÁ TUS RUEGOS.
TU OBEDIENCIA A DIOS ES IMPORTANTE PARA LA SALVACIÓN DE TU ESPOSO Y TUS HIJOS ADULTOS QUE TODAVÍA NO CAMINAN CON EL SEÑOR.

DIOS TE BENDIGA MUJER VALIENTE Y ESFORZADA, QUE CON SABIDURÍA SIGUES EL CAMINO DE DIOS; MUY PRONTO VERÁS QUE TUS PETICIONES SE HACEN REALIDAD.


TU OBEDIENCIA A DIOS, ES TU MAYOR BENDICIÓN



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR