Translate

viernes, 1 de noviembre de 2013

CUANDO A DIOS HACES PROMESA NO TARDES EN CUMPLIRLA


Cuando haces voto a Jehová tu Dios, no tardes en pagarlo; porque ciertamente lo demandará Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti. Mas cuando te abstengas de prometer, no habrá en ti pecado. Pero lo que hubiere salido de tus labios, lo guardarás y lo cumplirás, conforme lo prometiste a Jehová tu Dios, pagando la ofrenda voluntaria que prometiste con tu boca.

DEUTERONOMIO 23:21-23

Amada iglesia, Dios estableció un orden por el cual debemos caminar para que todas las cosas nos salgan bien, y tuvo que dejar leyes precisas escritas a causa de la maldad de los hombres (de las transgresiones), de como debía actuarse en las diferentes situaciones de la vida.
Dios dejó las leyes como la del Diezmo, Ofrendas y Primicias, las cuales no son voluntarias como muchos creen, devolviéndole lo que a Él le pertenece y siendo agradecido pues todo nos lo da Él, así probando nuestra FE y OBEDIENCIA y nuestro Amor por Su obra. Así también, como en este pasaje de Deuteronomio, Dios nos enseñó que debemos cumplir con todo lo que de nuestra boca sale, y que no nos tardemos, pues si no sería tomado como pecado.

Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

MATEO 5:36-37


Creo que sería medio de niños aclarar esto pero de todas maneras lo haremos, pues los niños suelen decir: "Yo dije que iba a hacer esto pero no lo prometí"; pero aquí claramente nuestro Señor Jesucristo nos enseña que lo que sale de nuestra boca debemos cumplirlo, y no tardarnos: "SÍ, SÍ; NO, NO", por lo tanto lo que sale de nuestra boca ya es una promesa que debe ser cumplida. Y mas específicamente nos dice en otro pasaje la Palabra de Dios:
Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?Donde abundan los sueños, también abundan las vanidades y las muchas palabras; mas tú, teme a Dios.

ECLESIASTÉS 5:4-7

A lo largo de nuestra experiencia ministerial hemos visto como muchos se llenan la boca de promesas a Dios y no las cumplen (pues cuando a los siervos de Dios prometemos a Dios lo estamos haciendo), y luego vemos las consecuencias caer sobres sus vidas y sus familias, y muchos ni saben porque les pasa lo que les pasa pues ya están acostumbrados desde siempre a tirar palabras al aire, como si Dios fuese algo descartable y las palabras de ellos como estopa en el fuego, nada valen, rápidamente se esfuman y ni recuerdo les queda, vanidad son sus palabras. Muchos dicen por ejemplo, haciendo voto con el Señor: "Señor, si tu me sanas te serviré el resto de mi vida"; y luego no son capaces siquiera de darles el diezmo de su tiempo y de su dinero a Dios, o siquiera de cambiar su forma de vestir y de expresarse con sus labios.
Amada iglesia, el Señor está hastiado de promesas incumplidas y no dará por inocente al insensato; pero recuerda que Dios ya te dejó escrito en Su Palabra sus leyes y mandamientos los cuales debes cumplir, mas cuando a Dios hagas voto no tardes en cumplirlo, no sea que las consecuencias vengan sobre tu vida y de allí no puedas levantarte, pues esto también es mandamiento y orden de Dios.
MUCHA IGLESIA ENTENDIDA SABE Y DICE QUE EN ESTOS TIEMPOS DE LA GRACIA, LA LEY SE DEBE SEGUIR CUMPLIENDO, PERO YA NO POR TEMOR SINO POR AMOR, Y ESTO ES ASÍ; MAS SEPA AMADO HERMANO, QUE SI USTED NO APRENDE PRIMERO A TENER TEMOR A DIOS MENOS SABRÁ TENER AMOR POR DIOS; NO SE ENGAÑE. YA DICE LA PALABRA QUE EL PRINCIPIO DE LA SABIDURÍA ESTÁ EN EL TEMOR A DIOS, Y QUE LA EXCELENCIA ESTÁ EN EL AMAR A DIOS. ESFUÉRCESE Y VAYA PASO A PASO HASTA SER BUEN FRUTO Y MADURO Y UN INSTRUMENTO SANTO Y ÚTIL EN LAS MANOS DEL SEÑOR, NO SEA QUE SEA HALLADO INSENSATO Y FALTO DELANTE DE DIOS, Y ÉL LE DESTRUYA.

EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, OIGA LO QUE
EL ESPÍRITU DICE A LAS IGLESIAS
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM