Translate

martes, 1 de octubre de 2013

SEÑOR, MI DIOS, LÍBRAME DE ERRORES OCULTOS Y SOBERBIAS

12 ¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. 13 Preserva también a tu siervo de las soberbias; Que no se enseñoreen de mí; Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.
SALMO 19:12-13


Amada Iglesia de Jesucristo, cuando leí el versículo 12 por primera vez, realmente impactó mi corazón; y me hizo reflexionar cuán duro es el corazón del hombre que se le dificulta entender por sí mismo sus propios errores.

Fíjese Usted que la Biblia ya nos muestra esto, cuando dice: quita primero la viga de tu ojo, para que entonces puedas ver la paja del ojo ajeno. La tendencia del ser humano es mirar el error ajeno y aunque el error del otro sea proporcionalmente mucho mas pequeño que el nuestro; para nosotros es mas fácil notar el error ajeno que el propio.


Sin embargo, mis hermanos amados, Jesucristo nos ha dejado un espejo, que es su Palabra, donde podemos examinar nuestras vidas y allí veremos reflejados los errores que estamos cometiendo. Pero como somos de carne, a veces ni con anteojos podemos verlos; para ello también, DIOS NOS PUSO PASTORES, quienes son nuestros hermanos mayores responsables de guiarnos por el buen pasto y de ministrarnos acerca de las fallas que tenemos conforme a la Palabra de Dios, para que nosotros mismos hagamos los cambios y correcciones necesarias.

Amada Iglesia, lamentablemente, hay muchos congregantes en la Casa de Dios, que no quieren ser exhortados, porque no entienden que es parte del Amor de Dios, el ser corregidos, a fin de mejorar nuestras vidas, purificarnos en todo nuestros Ser, Espíritu, Alma y Cuerpo, a fin de alcanzar la Salvación que Jesucristo nos regaló.

Hermanos amados, esta petición del Salmista es maravillosa y nosotros debemos hacerla cada día de nuestras vidas; "Señor, líbrame de los errores ocultos", siempre tenemos errores que no podemos ver, porque hay errores que con los ojos de la carne no se pueden ver; solo se ven con los ojos de Cristo. Pero hermanos debemos estar preparados para aceptar cuando nos digan las fallas que estamos cometiendo; pues Dios no bajará del cielo para decírnoslo; para ello puso a sus Siervos que nos hablarán conforme a la Palabra y nos exhortarán con Amor para que nos corrijamos para nuestro propio bien y el de nuestros seres amados.

Y por último y también muy importante, rogarle a Dios que nos libre de soberbias, que no permita que se enseñoreen de nosotros, esto es que nos gobiernen. La soberbia en cualquiera de sus formas siempre vienen al corazón del hombre, porque es parte de la naturaleza carnal; pero si el Espíritu Santo gobierna nuestras vidas, entonces veremos a esta "señora" (soberbia) venir a nuestro corazón y antes de que entre y se ponga a gobernarnos, la echaremos y ni siquiera la dejaremos que se despida.

Y como dice la Palabra de Dios, entonces cuando hayamos logrado dominar las soberbias, habremos logrado ser íntegros y limpios de gran rebelión. No olvidemos nunca que esta "señora", es la que nos aleja de nuestro Dios, Señor y Salvador.

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO, ES FUNDAMENTAL RECONOCER QUE SOLOS NO PODEMOS ENTENDER NUESTROS PROPIOS ERRORES, POR LO CUAL ES NECESARIO ACEPTAR LA CORRECCIÓN BÍBLICA DE NUESTROS PASTORES. Y ROGAR SIEMPRE A DIOS PARA QUE NO PERMITA QUE LA SOBERBIA SE ENSEÑOREE DE NOSOTROS. DIOS NOS BENDIGA SIEMPRE Y SEAMOS SABIOS PARA ORAR, ÉL NOS ENSEÑA EN SU PALABRA COMO HACER.


"EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA   WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR