Translate

viernes, 18 de octubre de 2013

NACER DE NUEVO

17 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 20 Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21 si en verdad le habéis oído; y habéis sido por ÉL enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. 22 En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23 y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24 y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
EFESIOS 4:17-24



Preciosa y Amada Iglesia de Jesucristo, que fuiste comprada a precio de sangre, y lavada de todos tus pecados con esa misma sangre, sangre sin mancha, preciosa mas que el oro y de tan grande valor que limpió los pecados de toda la humanidad; alza tus ojos al cielo y cambia tu mirada por la de Cristo, reordena tus valores y prioriza a Dios, a tu Salvador y a las almas por las cuales Jesucristo murió.

Así como nuestro Señor murió por nosotros, así nosotros debemos morir por Amor a ÉL y para nuestra Salvación.

Hermanos amados sin muerte no hay Resurrección. Si todavía continúas viviendo la misma vida que vivías antes de conocer a Jesucristo, si no has renunciado a todo lo que un cristiano debe renunciar, si no has muerto al pecado y sigues amando las cosas de este mundo, entonces todavía no has nacido de nuevo; todavía, no has resucitado.

El Bautismo simboliza mi firme determinación de dejar de vivir mi vida con todas sus faltas y defectos, renunciando a los deleites pecaminosos de la carne, para vivir la Vida Nueva que el Señor Jesucristo me enseña en Su Palabra. Si este propósito no está en tu corazón sinceramente, es imposible que después de ese bautismo hayas nacido de nuevo, simplemente te habrás dado un baño.

NACER DE NUEVO es algo mas que pasar por las aguas; es reconocer todos mis pecados y renunciar a ellos de todo corazón. NACER DE NUEVO, es aprender todo otra vez, ya no conforme a los rudimentos del mundo; si no conforme a las enseñanzas que Jesucristo nos dejó en la Biblia. NACER DE NUEVO se logra cuando aprendemos el valor de nuestra alma y el valor del sacrificio que Jesucristo hizo por nosotros. NACER DE NUEVO es despojarnos de las vanidades de esta vida, sus soberbias, sus egoísmos y mezquindades y reemplazarlas por el AMOR DE DIOS.

NACER DE NUEVO es Obedecer los Mandamientos de mi Dios sin cuestionar nada; es Dar sin esperar recibir; es Amar porque el Amor de Dios que mora en mi me hace Amar; es sentir a mis hermanos en el mundo entero como parte de mí; es orar por la Salvación de sus almas y esforzarme para que crezcamos juntos en el Amor de Dios.

NACER DE NUEVO es cambiar el Yo por ÉL, es dejar que Cristo viva en mi y gobierne mi vida. NACER DE NUEVO es un cambio que empieza por dentro, pero que se refleja por fuera. NACER DE NUEVO es cambiar mi forma de amar por la del Señor, es cambiar mi forma de hablar, de vestir, de dar, de recibir, de mirar, de llorar, de reir, de pensar. NACER DE NUEVO es cambiar el rencor y la venganza por el Perdón sin importar lo que me hicieron, es pensar en el otro antes de hacer algo, es dejar cosas que aunque quizás en su esencia no son malas pueden hacer daño a mi hermano. NACER DE NUEVO es gozarme cuando me critican o menosprecian por causa de Cristo; es llorar por las almas que están perdidas y hacer lo que Dios me mandó para ayudar a su Salvación; es reconocer mis errores y defectos y clamar a Dios para que me ayude a cambiarlos.

NACER DE NUEVO ES ARREPENTIMIENTO, PERDÓN, OBEDIENCIA, SANTIDAD, ORACIÓN, AYUNO, FE, MISERICORDIA, TRANSFORMACIÓN. NACER DE NUEVO ES ACEPTAR LA DISCIPLINA Y LA EXHORTACIÓN, ES SABER QUE TENGO FALLAS, ES AMAR A LOS QUE ME CORRIGEN, ES LLORAR CON LOS QUE LLORAN Y REIR CON LOS QUE RIEN, ES PENSAR EN EL OTRO ANTES QUE EN MÍ; EN FIN NACER DE NUEVO ES AMOR.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR