Translate

domingo, 1 de septiembre de 2013

"TODO LO HEMOS RECIBIDO DE DIOS Y ESTA CON NOSOTROS SIEMPRE"

8Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo, sobre Israel; 9y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra.
2 SAMUEL 7:8-9


Amada Iglesia de Jesucristo, lea los versículos anteriores y vea como Dios había tomado a David de detrás de las ovejas, de ser un pastor, y lo levantó hasta llegar a ser el Rey de todo Israel. Y no solo esto, sino que además lo libró de todos los enemigos y engrandeció su nombre. Y lo mas importante es que siempre estuvo con él en su andar en esta tierra.

De la misma manera que Dios hizo con David, así ha hecho con cada uno de nosotros; nos tomó del lugar donde estábamos, esclavizados por satanás en la concupiscencia de nuestra carne, nos libró de esos enemigos que nos tenían dominados, llámese alcohol, cigarrillo, droga, ira, rebeldía, angustia, pobreza, tristeza, soberbia, vanidad, mentira, engaño, adulterio, enfermedad; y engrandeció nuestros nombres convirtiéndonos en sus hijos amados; y algo muy importante, al igual que al Rey David, nos acompaña en todo nuestro caminar.

Hermanos amados, además de esto, a muchos de nosotros nos tomó de entre sus ovejas y nos convirtió en sus siervos; pero esto no es para engrandecernos sobre nuestros hermanos, sino por el contrario para cuidar de ellos, enseñándoles su Palabra, guiándolos a buenos pastos, sosteniéndolos en su debilidad, velando por ellos en oración y ayuno si fuera necesario. De la misma manera que ungió a David por rey sobre su pueblo para cuidar de ellos y guiarlos bien, así nos ungió a nosotros para servir a sus hijos, a sus santos, cuidando que reciban su alimento a tiempo y dándole lo que necesitan en cada momento.

Amada Iglesia, el Señor ha hecho grandes cosas con cada uno de nosotros, nos ha librado del pecado y de la muerte para darnos vida y vida en abundancia. Nos pasó de ser enemigos a ser sus Hijos amados. Si todo esto ha hecho por cada uno de nosotros, no debemos dudar jamás que está con nosotros todos los días de nuestras vidas acompañándonos en cada momento y en cada situación que vivimos; por mas difícil que parezca ÉL esta allí y nos ayudará a salir de cualquier tribulación.

Hermanos amados no debemos decaer en la Fe, ni dudar jamás que Dios nos está cuidando; pero también hay algo muy importante que recordar: jamás, pero jamás debemos envanecernos por lo que Dios nos da, tanto espiritual como materialmente como si lo hubiésemos ganado nosotros; no debemos olvidarnos que todo lo que tenemos nos ha sido dado por su infinita misericordia y que debemos siempre responder con humildad y amor a su llamado y hacer de la misma manera todo aquello para lo cual seamos enviados, tratando a nuestros hermanos con el mismo amor y misericordia, con que el Dios Altísimo nos trató a nosotros.

Amada Iglesia, ¡que gran bendición es tener un Dios como el nuestro!. Esforcémonos cada día para que el Señor pueda ver en nosotros un corazón como el corazón de su siervo David, el cual ÉL decía era "perfecto", a pesar de las fallas de David. De la misma manera, que cada uno de nosotros pueda, a pesar de nuestros errores, tener un corazón perfecto para nuestro Dios, no traicionándolo jamás con otros dioses y arrepintiéndonos de todo corazón cada vez que le fallemos.

Dios nos bendiga amada Iglesia de Jesucristo.


"EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA"


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA   WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR