Translate

viernes, 23 de agosto de 2013

"UNA MUJER A LA QUE LA CIENCIA NO LE DABA ESPERANZA DE VIDA"

"TESTIMONIO DE EMILCE CONTRERA"


Hermanos amados, hace dos meses y medio nos pidieron que vayamos a La Plata a orar por una mujer joven, muy enferma. Nos dijeron que el domingo era el último día de vida conforme a los médicos.

La ciudad de La Plata queda a unos 60 km. de donde nosotros vivimos, así que oramos al Señor y ese domingo a la mañana en la reunión Dios nos prometió victoria.

Cuando llegamos allá, después de un largo viaje en colectivo, tren y caminar, nos encontramos con una mujer sin esperanza de vida, pues había tenido un ACV, pero además estaban complicados sus riñones, pulmones y no recuerdo que mas, pues también tenía neumonía, en fin, los médicos ya habían decidido darle el alta para que vaya a morir a su casa. Pero además de esto, nos dimos cuenta que la familia que la acompañaba no tenía Fe, ni esperanza. Parecía que en lugar de hacerle compañía y cuidar de ella, por la actitud, la estaban velando.

Lo primero que hicimos fue exhortar a la familia con Amor, a cambiar esa actitud de derrota por una actitud de Fe, pues sin Fe es imposible agradar a Dios y esperar algo de ÉL. Les dijimos que Dios, no nos ha enviado, a sus siervos a viajar 120 km. para no hacer nada. Llenos de Fe, oramos por Emilce, quien aceptó entregar su corazón a Cristo, hicimos que con su boca declare la sanidad dándole la Gloria a Dios por ello y para completar la obra entregamos a su hermana y sus padres a Cristo. Les alentamos a confiar en Dios y que lo que es imposible para el hombre, posible es para Dios, pues los médicos tienen límites conforme a sus conocimientos y al avance de la ciencia, mas nuestro Señor y Salvador no tiene límites, pues nos creó y conoce nuestro cuerpo y puede restaurar todos nuestros órganos, darnos sanidad y aún levantarnos de los muertos.

Al día siguiente nos comentan que se levantó de la cama, cosa que no podía hacer y que hablaba mas, algo que casi ya tampoco podía hacer. Dos días después la envían a su casa porque los médicos de todos modos ya no hallaban esperanza para ella, es mas, le aconsejaron a la familia que fuesen averiguando por el servicio fúnebre. Unos días mas tarde nos dicen que estaba mal, que estaba postrada, que no hablaba, ni comía y que vomitaba sangre; entonces juntamente con algunos hermanos de la iglesia decidimos hacer tres días de ayuno por ella porque la Palabra de Dios nos enseña que hay demonios que salen con ayuno y oración, pues no todos los problemas de salud, son solo físicos, muchos tienen raíz espiritual.

Mis hermanos amados, unos días después vimos una foto de ella en Facebook, en la que estaba en una fiesta y otra foto con su hermana tomando sol, levantada y sonriente. Nos gozamos de ver las maravillas que Dios hace, dando vida a alguien que ya tenía que estar muerta.

Hace unas tres semanas fuimos a visitar a nuestra hermana Emilce a Berisso donde ella vive, mas lejos que La Plata y para la Gloria de Dios la vimos resplandeciente, sonriente, caminando con un poco de ayuda. En esa visita entregamos a Cristo a dos de sus sobrinos. Valió la pena viajar entre ida y vuelta mas de 6 horas para ver la Gloria de Dios en alguien que tenía que estar muerta, sin embargo vive y solo hay un Ser que puede dar vida cuando la ciencia ya no da esperanza.

Hicimos a los dos días una tercera visita para orar por su casa, entregar a su hija a Cristo y orar por una hermana de ella y sus hijos que estaban pasando por tribulación y necesitaban ministración. Ese día entre ida y vuelta invertimos mas de siete horas. Actualmente esta hermana de Emilce y su Mamá están congregando, buscando del Señor.

Estamos seguros que Dios tiene propósitos con toda esta familia y que esta obra que Dios ha comenzado a través nuestro, la continuará por medio de otros siervos hasta lograr lo que Él ha dispuesto para cada uno de ellos. Que el Señor los bendiga a todos y esperamos enterarnos pronto de que todas estas almas se están encaminando en los Caminos del Señor.

A Dios, nuestro Señor y Salvador, sea la Gloria, la Honra y la Alabanza, que en su infinita Misericordia, dio sanidad a esta varona y otra oportunidad de Salvación a su alma. Y que por medio de esta tribulación Cristo ha comenzado una obra en toda la familia, la cual continuará hasta lograr cumplir con todos sus propósitos para ellos.

Si usted, que esta leyendo o un familiar suyo está pasando por una situación similar, donde los médicos no le dan esperanza, les aliento a no bajar los brazos y a clamar a este Dios Todopoderoso y Misericordioso, que así como sanó a nuestra hermana Emilce, también lo puede hacer con Usted y si desea pida oración y estaremos orando por su necesidad. Dios los bendiga.

Foto: a la izquierda Emilce Contrera

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA   WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR