Translate

lunes, 26 de agosto de 2013

"CUMPLIR EN PARTE, ES IGUAL A DESOBEDIENCIA"

20Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas.
1 SAMUEL 15:20


Hermanos amados, estaba leyendo este versículo y reflexionaba acerca de como reaccionamos muchas veces ante Dios, cuando por medio del Pastor o de algún hermano nos reclama que no hemos cumplido con su Palabra.

Podemos leer que Saúl le responde a Samuel "Antes bien he obedecido a la voz de Jehová". Él aseguraba delante de Samuel haber obedecido las órdenes de Dios, sin embargo, si leemos los versículos 2 Y 3 podremos ver que la orden de Dios fue matar todo, absolutamente todo y no es eso lo que hizo Saúl, pues dejó vivo al rey y a lo mejor del ganado.
 
2Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. 3Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos.
Amada Iglesia, la historia de Saúl nos deja muchas enseñanzas y en esta ocasión una muy especial, "cuando Dios nos da órdenes, mandamientos o enseñanzas, debemos cumplirlas al pie de la letra, sin dejar ningún detalle fuera, sin descuidar lo mas mínimo". Dios considera que hemos cumplido con sus mandatos cuando lo hacemos por completo, cumplir casi todo, es no cumplir. ¿Entendió o es muy complicado lo que digo? Obedecer a solo una parte de los mandamientos de Dios es No Obedecer. Bien dice en Santiago capítulo 2, versículo 10, que quien ofende en un mandamiento se hace cargo de todos.
 
10Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. 11Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.
 
Si cumple los mandamientos de Dios en parte, déjeme repetirle hermano amado que, eso es rebeldía y desobediencia delante del Dios Altísimo. Por ejemplo, si en lugar del Diezmo está dando el 9%, por mas que sea mucho dinero, usted no está cumpliendo con la voluntad de Dios, porque no le está devolviendo lo que a Él le pertenece, aunque sus ofrendas sean muy generosas.
 
21Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal.
 
Ustedes hermanos, pueden observar en el versículo 21 que el pueblo pensaba ofrecer en sacrificio a Dios parte del botín. En los siguientes versículos podremos observar que es lo que Dios piensa acerca de esa ofrenda que le iban a ofrecer.
 
22Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. 23Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.
 
Mis hermanos amados Dios se complace en la Obediencia de sus hijos, usted puede hacer valiosas ofrendas a Dios, pero si con eso pretende ocultar algún pecado no será del agrado del Señor, es mejor que primero se arrepienta de todo corazón y entonces sí ofrezca su ofrenda a Dios con Amor y humildad.

Tampoco Dios lo justificará si Usted dice que fue ignorancia, que no escuchó o que se olvidó; pues en el versículo 22 dice que es mejor el prestar atención que la grosura de los carneros. No olvide lo que dice el versículo 23, rebeldía y obstinación es igual a pecado de adivinación e idolatría. Y los adivinos y los idólatras no entrarán al reino de los cielos. Saúl fue desechado como rey; hermanos amados que no seamos nosotros desechados como hijos del Dios Altísimo y expulsados de su reino antes de entrar. Nada debe ser mas valioso que nuestra Salvación; no venda su salvación que costó la sangre de Cristo por vacas, ovejas, joyas, dólares, euros, pesos, soberbia, orgullo, ni nada. Le aseguro, no existe en la tierra nada que sea mas valioso que "la Salvación de nuestras almas".
 

"EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA"


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA    WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR