Translate

lunes, 22 de julio de 2013

“UN CUERPO SIN CABEZA, ESTÁ MUERTO”

En aquellos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía.
JUECES 17:6


¡Qué terrible que es para un pueblo no tener rey! Un pueblo sin rey, es un pueblo sin cabeza, sin guía; y, ¿cómo puede un cuerpo funcionar bien, si la cabeza dejó de funcionar? Una persona con parálisis cerebral, es una persona que está como muerta, en coma; su cuerpo aunque vive está como muerto, porque la cabeza que lo gobierna y guía ya no funciona. De la misma manera ocurre con un pueblo que no tiene rey, aunque viven, no saben qué hacer, y por lo general solos y sin guía hacen lo que es incorrecto.

En los tiempos de los jueces, en Israel no había rey y cada uno hacía lo que bien le parecía. Y si usted lee este libro en la Biblia, se dará cuenta que casi todos hacían lo malo, lo contrario a la voluntad de Dios; y cuando padecían las consecuencias de sus errores, recién ahí se acordaban de que tenían un rey al que nunca tenían en cuenta, que era, DIOS. Clamaban a ÉL y Dios les respondía; mas inmediatamente, después que eran libertados, olvidaban a Dios y volvían a hacer lo que a ellos les parecía.

Hoy, existen muchas personas que viven igual que en el tiempo de los jueces, haciendo lo que bien les parece; porque no tienen en cuenta a Jesucristo quien quiere reinar en sus vidas, ya sea porque no le conocieron o, porque le conocen pero no les gusta su doctrina.

Vivir sin Dios, es vivir sin guía; vivir a mi manera es menospreciar a Dios y desecharlo como rey de mi vida. Si no nos dejamos guiar por ÉL, nuestra vida será igual que la del pueblo de Israel, en el tiempo de los jueces, llena de maldiciones y problemas.Asimismo ocurre en una iglesia, cuando la cabeza, que es el Pastor, no se deja guiar por el Espíritu Santo de Dios, respetando así la Voluntad de su Cabeza, que es Jesucristo.

Una iglesia sin el Espíritu Santo de Dios, es una iglesia muerta, sin guía, que se maneja como a ella bien le parece, y que tarde o temprano padecerá las consecuencias de este gravísimo error; y lo peor, es, que quien no tiene al Espíritu Santo, no tiene Salvación, el destino de su alma es el infierno.

La iglesia de Cristo, como cuerpo o como individuo, no puede vivir sin la guía de Dios, y en obediencia a Jesucristo y a su doctrina. Si vas a una iglesia, asegúrate de que allí esté habitando el Espíritu Santo; y si es así, sé obediente a tus Pastores que te enseñan la verdad que está escrita en la Biblia, para que te vaya bien y conserves la Salvación que Jesucristo te regaló. Si estas en una iglesia donde el Espíritu Santo no habita, sal de allí inmediatamente, y pide a Dios que te guie a una iglesia donde este ÉL. Y si tú eres un Hijo de Dios, conocedor de su Palabra, no uses criterios propios para dirigir tu vida y a tu familia; tú eres la cabeza de tu hogar, y para ser una buena cabeza es necesario que seas obediente a la Doctrina de Cristo en todo, te guste o no te guste, y la Gloria de Dios resplandecerá en ti y en todos los que dependen de tu guía.

UNA IGLESIA SIN CRISTO COMO CABEZA, NO TIENE EL ESPÍRITU SANTO; Y SIN EL ESPÍRITU SANTO ESA IGLESIA ESTÁ MUERTA

Recuerda, Dios no necesita ideas, sino Hijos y Siervos que Obedezcan a las suyas. La Bendición esta en la Obediencia, la maldición es para los Rebeldes. Dios te bendiga.


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA  WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM.AR