Translate

miércoles, 17 de julio de 2013

SER CRISTIANO ES SER UN NUEVO HOMBRE

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.
Efesios 4:22-24

En la carta a los Efesios, el Apóstol Pablo enseña a los nuevos creyentes que es necesario despojarse del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos.

La pasada manera de vivir debe quedar en el pasado. Junto con el nuevo nacimiento, que simboliza el baustimo, debemos comenzar a vivir de una manera diferente. La conversión debe ser completa, es necesario ser un cristiano por dentro, en nuestros pensamientos, y por fuera, en los actos de nuestra vida.

Lo primero que se debe renovar es nuestra mente, como dice en 1 Corintios 2:16 , "mas nosotros, (los cristianos) tenemos la mente de Cristo". Analice sus pensamientos a la luz de la Palabra de Dios y se dará cuenta si está pensando como Jesucristo, o si todavía hay pensamientos suyos que están conduciendo su vida por caminos equivocados. Como hemos estado enseñando en los mensajes anteriores y esta palabra lo confirma, es necesario morir al Yo, junto con sus deseos engañosos, para que Cristo pueda vivir en mí.

El Señor nos pide que nos vistamos del nuevo hombre creado según Dios, en la justicia y la santidad de la verdad. Si verdaderamente hemos muerto y nacido de nuevo, ahora somos hombres y mujeres nuevos y esta nueva creación de Dios es según el espíritu; pues no volvemos a nacer en la carne; sino que nacemos a un nuevo espíritu, que es el Espiritu de Cristo, y como ÉL debemos santificarnos.

La verdad es la que nos santifica, la que nos aparta del mal y nos enseña el bien. Sin el conocimiento del bien y del mal no poodemos desechar el mal; es por ello que es necesario conocer la verdad, que es la que está en la Biblia, la Santa Palabra de Dios, para aprender a discernir entre el bien y el mal y poder elegir con sabiduría.

El verdadero cristiano debe, como Cristo, escoger siempre lo bueno, de esta manera nos vamos santificando, pues "sin Santidad nadie verá a Dios"

Muchos cambios se deben producir en el nuevo creyente para poder ser un verdadero cristiano. Por ejemplo, debe dejar de mentir y hurtar, no debe hablar palabras corrompidas, debe quitar de sí la amargura, el enojo, la ira, la gritería, la maledicencia y toda malicia.

El nuevo hombre debe ser benigno, misericordioso, perdonando como Dios lo perdonó a él.

Si todavía no hemos logrado que se produzcan esos cambios en nosotros, debemos seguir luchando en oración y ayunos hasta que nos despojemos totalmente del viejo hombre y logremos revestirnos del nuevo hombre, el cual tiene la mente de Cristo.

Recuerde "NADA ES IMPOSIBLE ESTANDO CON DIOS", pues en la carta a los Filipenses, el mismo Apóstol Pablo nos dice "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".

El Señor te bendiga.



VER VIDEOS RELACIONADOS:


"Viviendo en el Espíritu"
"Me convertí a Cristo de todo corazón"
"Deja que Dios termine su obra en ti"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA