Translate

martes, 2 de julio de 2013

"HERMANAS, ESTAMOS ANTES QUE LAS PIEDRAS Y LAS ASNAS"

Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio.
JUECES 4:4-5



Nunca fue algo común que la mujer gobernara o tuviese cualquier clase de autoridad sobre el hombre en el pueblo de Israel, sin embargo hubo ocasiones como esta en la que Dios no halló ningún hombre capacitado para oír su voz y tuvo que usar a mujeres.

Débora, era una profetisa a la que Dios le dio en el tiempo de los jueces la autoridad para juzgar a los hijos de Israel, porque seguramente ni Lapidot, su esposo; ni Barac, el capitán del ejército, ni otro hombre estaban preparados para tener comunión con Dios y así juzgar con justicia.

Podemos recordar también a aquellas mujeres que seguían a Jesús, que fueron las únicas que se atrevieron a ir a la tumba, porque no tenían temor de los romanos, sino que querían ver a su Señor y no les importaban las consecuencias de sus actos. Estas mujeres valientes fueron las primeras en ver al Señor Jesucristo resucitado y como fueron las únicas que estaban allí, fueron enviadas por ÉL a predicarles a los Apóstoles, que estaban encerrados y con un corazón sin Fe, en que lo que el Señor les había dicho acerca de su muerte y resurrección se había cumplido.

Asimismo en estos tiempos, si Usted observa en la mayoría de las iglesias, son las hermanas la que conforman la mayor parte de la congregación y son ellas las que están dispuestas a despojarse de todo el yo para seguir a Jesucristo y servirle de todo corazón.

No nos olvidemos que Dios dijo que si los hombres no hablan, haría hablar a las piedras si fuera necesario, y tampoco olvidemos que fue un asna que Dios permitió que hable al profeta Balaam para salvarle la vida; y usted amado hermano ¿No cree que las hermanas mujeres somos para Dios mejor que las piedras y las asnas?

Creo que Dios en estos tiempos está usando muchas siervas para servirle, porque los hombres no están dispuestos a dejar todo lo que Dios les pide para servirlo a ÉL; ni las mañas, ni las costumbres, ni los vicios, ni la soberbia, ni el orgullo, ni el egoísmo, ni todas esas cosas que en la tierra lo hacen ser mas hombres; pero que delante de Dios, no son nada.

Hermanos amados, Dios bendiga a los muchos varones, valientes y esforzados que lo dan todo por el Señor, pero no son suficientes, por eso el Señor necesita usar a sus Siervas que ÉL escogió y ungió, y recuerden que no somos nosotras las que hablamos, si no el Espíritu Santo de Dios; el Apóstol Pablo dijo que la mujer calle en la congregación, no a las hermanas; pero no olvide que cuando una Sierva de Dios ungida habla, es el Espíritu Santo el que habla, no la mujer; y ¿quién podrá callar al Espíritu Santo y no sufrir las consecuencias?

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO SEA SABIA, NO LE CIERRE LA BOCA AL ESPÍRITU SANTO DE DIOS Y NO MENOSPRECIE A SUS HERMANAS; ¿NO CREE QUE ESTAMOS ANTES EN LA LISTA DE DIOS QUE LAS PIEDRAS Y LAS ASNAS? PIENSE Y MEDITE EN LA PRESENCIA DEL SEÑOR.


"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA