Translate

viernes, 12 de julio de 2013

ESCOGIDOS PARA SALVACIÓN, NO PARA IRA

Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo, Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.
1 TESALONISENSES 5:9,11


Hermanos amados, verdaderamente nosotros, los hijos del Dios Altísimo, los que hemos recibido a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, hemos pasado por las aguas del bautismo y estamos en camino de santificación; no fuimos escogidos para ira, sino que Dios nos ha escogido para alcanzar Salvación.

Iglesia amada, nuestro Dios promete que todos aquellos que perseveremos hasta el fin en el Camino de Santificación, que Jesucristo nos dejó, seremos librados de la gran tribulación, es decir de su ira.

Por tanto como dice la Palabra de Dios, animémonos unos a otros para seguir en Obediencia y Santidad el Camino de la Salvación, y no permitamos que el enemigo de nuestras almas nos venga a robar la Salvación, que Jesucristo nos regaló, la cuál ÉL pagó con su preciosa sangre.

Edifiquémonos unos a otros por medio de la verdad, la cual nos lleva a apartarnos de lo malo, es decir a santificarnos. No olvidemos que sin Santidad, nadie verá a Dios. Y si no alcanzamos la Salvación, que es por medio de Jesucristo para todos aquellos que creen en su sacrificio y obedecen a su Palabra, entonces sufriremos la ira de Dios con el resto de las personas que abominan a Dios y le desechan.

No menosprecie la exhortación, que como a hijos amados Dios nos envía a través de sus siervos, pues es para edificación de nuestras almas, a fin de que no perdamos la Salvación. Es preferible que suframos ahora y que seamos corregidos de nuestros errores; y no que nadie nos exhorte y perdamos la Salvación que el Señor nos regaló.

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO, EL SEÑOR NOS AMA Y NOS ESCOGIÓ A CADA UNO PARA SALVACIÓN. NO PERDAMOS ESTE REGALO QUE COSTÓ LA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. ¡CUIDEMOS ESTA BENDICIÓN TAN GRANDE! Y SEREMOS LIBRADOS DEL DÍA DE LA GRAN IRA. DIOS LOS BENDIGA.


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA