Translate

miércoles, 31 de julio de 2013

CUMPLE TUS PROMESAS


Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas. No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?

ECLESIÁSTES 5:4-6


Ciertamente nuestra lengua es muy rápida para moverse y proferir promesas a Dios, sin pensar muchas veces en que estamos comprometiéndonos delante de ÉL a cumplir algo, y que tenemos que hacerlo. A veces nuestra necesidad nos impulsa a prometerle cosas a nuestro Señor, y una vez pasada la necesidad ya no estamos dispuestos a cumplir con lo que hemos prometido. Otras veces la emoción es la que nos anima a prometer y cuando la emoción pasó, nuevamente defraudamos a Dios, dejando todas nuestras promesas de lado. Tal vez te haya pasado esto o conoces alguien a quien le haya pasado.

Hermanos amados ¡Qué bueno es conocer estas palabras que escribió el hombre mas sabio del mundo, acerca de la insensatez de hacer promesas y no cumplirlas!. Aquí dice, que Dios no se complace en los insensatos, esto es en los imprudentes, que hacen promesas a la ligera pensando que con ello compran los favores de Dios.

Hijos de Dios, no es necesario pagar por las misericordias de Dios con estas clases de promesas, no debemos hacer promesas a cambio de algo, porque cuando se hace así por lo general no se cumplen. Cuando prometamos algo al Señor, es necesario hacerlo con plena conciencia de lo que estamos diciendo y con la seguridad de que vamos a cumplir nuestra Palabra; si no como dice en estos versículos, mas bien no prometas, es mejor no prometer que prometer y no cumplir, porque Dios no se agradará de ti y vendrán las consecuencias de tu imprudencia sobre ti.

Fíjese hermano que dice que no podemos decir al Ángel que fue ignorancia, eso no es excusa, el ángel del Señor en la iglesia es el Pastor, (lo dice la Biblia no yo); en definitiva hermano, la ignorancia no te servirá de excusa delante de Dios, ni siquiera lo digas porque Dios se desagradará de esto también, es mejor reconocer el error y pedir perdón que poner excusas, y por supuesto no volverlo a hacer mas, ese el fruto del verdadero arrepentimiento.

Seamos prudentes, no hagamos enojar a Dios con lo que hablamos, porque como dice en el último versículo, el enojo del Señor hará que destruya la obra de tus manos. ¿Y quién quiere ver destruido el trabajo que ha hecho con esfuerzo y amor?

Gobierna tu lengua porque puede ser tu peor enemigo, gobierna tu mente porque tu lengua rebela lo que ella piensa. POR NUESTRAS PALABRAS SEREMOS JUZGADOS, así que gobernar la lengua no es cosa menor y pensar antes de hablar es fundamental, allí está la prudencia que si agrada a Dios.

IGLESIA DE JESUCRISTO DE NOSOTROS DEPENDE NO HACER ENOJAR A DIOS, ANTES DE ABRIR NUESTRAS BOCAS DEBEMOS PENSAR EN LO QUE VAMOS A DECIR Y RECORDAR QUE DIOS TOMA EN CUENTA TODO LO QUE DECIMOS. SI PROMETES CUMPLE, SI NO MAS BIEN NO PROMETAS Y RECUERDA QUE DE TODA PALABRA OCIOSA QUE SALGA DE NUESTRA BOCA DAREMOS CUENTA A DIOS.


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA WWW.JESUCRISTOESLAVIDA.COM