Translate

domingo, 21 de julio de 2013

"CAMBIANDO A PACO POR CRISTO"

Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.
LUCAS 15:20-24

 
Hay fiesta en los cielos, cuando un hijo de Dios que se había perdido, reconoce sus pecados y arrepentido decide regresar a los brazos del Señor.

Quiero predicarte esta Palabra con uno de los tantos testimonios que hemos tenido del Amor de Dios hacia sus hijos, que estando perdidos y muertos vuelven a vivir cuando regresan al Padre Celestial.

En el día domingo, un joven llamado Adrián, que antes venía a la iglesia y trabajaba para Dios de todo su corazón, y que ahora estaba perdido en las garras del "PACO (droga altamente toxica), asesino de cuerpos y de almas"; vino con una fuerte opresión en su pecho y casi sin poder respirar, al punto que cuando nuestro Pastor le abre las puertas, él casi sin poder hablar, manifestó que se sentía morir. Sin embargo, cuando entra en la iglesia, comenta que ya comenzaba a sentirse mejor; mientras era ministrado por nuestro Pastor, el joven hermano, comenzó a quebrantarse reconociendo que el paco estaba destruyendo su vida y su familia, y que en este día estuvo a punto de matar su cuerpo y llevar su alma al infierno. Nuestro hermano que se había perdido como el hijo pródigo, reconoció que había pecado contra el Cielo y clamando a Dios pidió que lo perdonara y lo recibiese nuevamente.

Hermanos, nuestro Señor que lo estaba esperando lo recibió con los brazos abiertos llenos de Amor, le dio vestiduras nuevas e hizo Fiesta en los Cielos, porque este hijo suyo, que estaba perdido y muerto, había revivido y encontrado el Camino.

Luego de una oración final se fue completamente libre y sano y dispuesto a seguir a Cristo y no abandonarlo mas. Prometió venir a la tarde con su familia a compartir unos mates y hablar de Dios; y ¿qué cree usted que pasó?, cumplió; a la tarde vino con su esposa, quien ya lo había perdonado y estaba gozosa por lo que Dios había hecho en Él y con su pequeña hija, todos felices y caminando nuevamente, juntos por el Camino de Salvación.


Este es un testimonio de alguien que decidió cambiar al paco de la muerte, por el Cristo de la vida. ¡Ven, a ti también te está esperando!
Dios te bendiga.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA