Translate

domingo, 2 de junio de 2013

QUITA Y DESTRUYE EL ANATEMA PARA QUE DIOS TE BENDIGA

Y Jehová dijo a Josué: Levántate; ¿por qué te postras así sobre tu rostro? Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les mandé; y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres. Por esto los hijos de Israel no podrán hacer frente a sus enemigos, sino que delante de sus enemigos volverán la espalda, por cuanto han venido a ser anatema; ni estaré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros.
JOSUÉ 7:10-12



Hermanos amados, ¿nunca han sentido como que Dios los abandonó en medio de una batalla espiritual muy importante? seguramente que sí, todos hemos pasado alguna vez por este proceso. En ocasiones, no es que Dios nos abandona, sino que la batalla es tan recia que no nos damos cuenta que ÉL, lo que está haciendo, no es acompañarnos, sino que realmente esta peleando por nosotros.

Sin embargo otras veces, como la que vivía Josué en ese momento, Dios sí los había dejado solos por causa de sus desobediencias y rebeliones; y aunque Josué no era directamente el responsable de estas fallas, era el pueblo a su cargo, el que había caído en pecado y hecho que la Gracia de Dios, que les daba victorias tras victorias, se apartara en ese momento de ellos.

Hermanos amados, es muy importante entonces, cuando estamos pasando situaciones muy difíciles, escudriñarnos a nosotros mismos y a nuestro hogar para ver si en alguna forma hemos desobedecido a nuestro Señor, o si hay alguna anatema (maldición) en casa, que Dios nos pidió que sacáramos y no lo hicimos; o algo que tenemos que dejar de hacer y no lo hemos hecho. Si esto resulta ser así, es necesario recordar esta Palabra, que las cosas no cambiarán hasta que hayamos eliminado o dejado aquello que a Dios no le agrada, el favor de nuestro Señor estará nuevamente con nosotros cuando nos arrepintamos de haberle desobedecido y hagamos lo que nos ha pedido.

Recuerde que para obtener la victoria ante nuestros enemigos, es necesario que el Señor esté con nosotros, y eso solo ocurrirá cuando hayamos hecho Su voluntad completamente.

No olvide hermano lo que le dijo a Josué, no busque la misericordia de Dios en oración, si primero no quita el anatema (la maldición) de su vida o de su casa y se arrepiente de haber desobedecido. Una vez que haya hecho esto, entonces sí, postre su rostro a tierra y clame a Dios, su Misericordia.

Dios te bendiga Amada Iglesia de Jesucristo; el Señor siempre está con sus hijos Obedientes.
 
"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 
 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA