Translate

miércoles, 26 de junio de 2013

LA PACIENCIA Y LAS PRUEBAS

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.
SANTIAGO 1:2-3

Lucas 21:19 dice: "Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas" ¡Qué importante es tener paciencia! Es necesaria la paciencia para lograr la Salvación de nuestras almas. Creo que por este motivo fundamental todos queremos paciencia, pero lo que no deseamos es pagar el precio para obtener paciencia.

Santiago nos enseña que la prueba de fe, es la que produce paciencia. Paciencia sí, pero pruebas no; ese es el pensamiento de muchos cristianos. Sin embargo Dios nos enseña que es necesario que nuestra fe sea probada y como resultado positivo de esa prueba recibiremos paciencia, la cual es muy necesaria.

Lejos de sentir tristeza, cuando estemos pasando por pruebas, debemos sentirnos muy gozosos pensando en los resultados de esas pruebas. Nuestro Señor Jesucristo no se conforma con que digamos que tenemos FE en Él y en sus Palabras, necesariamente lo que decimos debe ser probado con hechos. Como dice el mismo siervo de Dios, Santiago, nuestras obras deben respaldar nuestra Fe, debemos mostrar nuestra Fe, a través de las obras que hacemos.

Quién dice amar a Dios y ante las primeras pruebas o situaciones difíciles se aparta de ÉL, verdaderamente nunca le amó. Nuestro amor y obediencia a Dios, debe ser mas allá de las circunstancias que rodeen nuestras vidas.

Un cristiano que ya ha crecido en el Camino del Señor, que ya ha madurado en lo que es el verdadero Amor, verdaderamente se goza en las pruebas, sabiendo que nuestro Padre jamás falla y que es necesario esperar con paciencia en ÉL, entendiendo que todas sus promesas tienen cumplimiento y que no estamos detrás de algunas bendiciones terrenales, sino detrás del premio supremo, que es la Salvación de nuestras Almas, la cual veremos cumplida al final de este Camino.

Demos gracias a Dios por las pruebas pasadas y superadas y clamemos su ayuda para vencer en las que vendrán ¡Gloria a Dios por la paciencia! El Señor nos ayude a seguir creciendo en su Camino. Dios te bendiga.


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA