Translate

martes, 11 de junio de 2013

LA OBEDIENCIA ES MEJOR QUE LA SABIDURÍA

Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar.
1 REYES 4:29

Dios puede darte todo lo que le pidas, como lo hizo con el Rey Salomón. La petición del Rey Salomón fue desinteresada, porque la finalidad de la misma era en favor del pueblo, lo cual agradó a Dios tanto, que lo hizo grande en sabiduría y le añadió riquezas en abundancia.

Igualmente, Dios te escucha a ti cuando clamas a ÉL pidiendo para ti, o en favor de los demás. Dios está dispuesto a conceder todas las peticiones de tu corazón, siempre que estén de acuerdo con sus mandamientos y sus propósitos para contigo y aquellos, que son objeto de tus peticiones.

El Rey Salomón cometió un gran error, tenía mucha sabiduría, pero no obedeció a los consejos y mandatos del Dios Altísimo, en especial en lo que se refiere a no unirse con mujeres extranjeras, las que tenían otros dioses. De nada sirve toda la sabiduría del mundo, si no hay obediencia en nuestras vidas. Cuando se cae en pecado de desobediencia, lo cual es rebeldía, ni toda la sabiduría del planeta nos podrá librar de la caída espiritual que sobrevendrá, la cual suele impactar también en el área terrenal.

Dios ama profundamente a su Pueblo, pero es también un Dios Justo y no premiará la rebeldía, sino como dice en su Palabra, "La Justicia empieza por casa"; sí hermano, la Justicia comienza por nosotros. Y si es necesario también somos disciplinados, pues la Biblia también dice "El Padre al hijo que Ama lo disciplina". Como ya dijimos Dios nos ama y como cualquier Padre que ama a su Hijo, prefiere que suframos con una disciplina, pero que no perdamos el alma en el infierno. La finalidad de la disciplina es que podamos conservar la Salvación que se nos regaló.

Hermano amado cuando clamas a Dios no te olvides de pedir lo Espiritual y especialmente, pide que haga de ti, un Hijo Obediente. No es tan importante estar llenos de dones, los cuales son necesarios en la Obra Divina, si por no ser Obediente se pierde el alma. Recuerda, en la Obediencia esta la Bendición. No pierdas tu Salvación por nada de este mundo, ni fuera de él. Nunca lo olvides, por sobre todas las cosas, lo mas importante es tu alma y la de los demás.

LA OBEDIENCIA ES MEJOR QUE LA SABIDURÍA.
 
Dios te bendiga.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
 
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
 
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA