Translate

miércoles, 5 de junio de 2013

LA GRACIA Y LA SALVACIÓN TIENEN CONDICIONES

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,
TITO 2:11-12



¡Qué maravilloso es este mensaje que nos recuerda que la Gracia de Dios se ha manifestado para Salvación de TODOS los hombres!, esta es la gran bendición de Dios, que todo ser humano que habita el planeta Tierra, puede alcanzar la Salvación por medio de la Fe en Jesucristo, ya no exclusiva del Pueblo de Israel como lo era en el tiempo de la Ley.

Sin embargo, amados hermanos, la Gracia no es un pasaje al libertinaje, donde haga lo que haga, sea bueno o sea malo, voy a ser salvo igual, porque Dios es bueno y no importa lo que yo haga, ya me regaló la Salvación y nadie la puede quitar. No hermano, esto definitivamente no es así.

En estos versículos la Palabra nos dice que la Gracia se manifestó para Salvación a todos los hombres, pero enseñándonos que renunciemos a la impiedad y a los deseos mundanos. ¿Leyó?, la Salvación aunque es un regalo, tiene condiciones y acá están manifestadas algunas de ellas. En primer lugar nos pide renunciar a la impiedad; pues si hay algo que no puede ser un hijo de Dios es impío, porque Dios nos ha dado de su Espíritu y ÉL es fundamentalmente Piadoso, se compadece del dolor, tanto que dio a su Hijo en sacrificio para que nosotros seamos salvos, por tanto nosotros también tenemos que tener compasión de los que sufren y están en caminos de perdición.

En segundo lugar nos pide que renunciemos a los deseos mundanos. Hermanos amados, ningún cristiano que vive bajo la Gracia obedece a sus deseos carnales, sino por el contrario, batalla contra los deseos de su cuerpo, renuncia a la pasada manera de vivir conforme a los rudimentos del mundo y se esfuerza por vencer a todos los deseos que le tientan cada día y contradicen la Voluntad de Dios. Quien vive bajo la Gracia ante todo es espiritual y obedece a su Salvador en todo.

El cristiano vive bajo la Gracia cuando obedece estos mandamientos que están escritos en estos versículos y que son vivir: sobria, justa y piadosamente.

RECUERDE VIVR BAJO LA GRACIA NO ES OCASIÓN PARA EL LIBERTINAJE. LA SALVACIÓN ES UN REGALO, PERO TIENE CONDICIONES, SI NO LAS CUMPLIMOS, SE PUEDE PERDER.


EL QUE TIENE OIDOS PARA OÍR QUE OIGA

 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA