Translate

sábado, 15 de junio de 2013

DESECHA LA VENGANZA, DIOS TE PIDE MISERICORDIA Y PERDÓN

No digas: Yo me vengaré; Espera a Jehová, y él te salvará.

PROVERBIOS 20:22
El deseo de venganza es algo muy común entre los hombres. Muchas veces buscamos hacer justicia por nuestras propias manos, porque no hallamos satisfacción en los responsables de la justicia de esta tierra. Mas esto no es del agrado de Dios.
 
En algún tiempo bíblico existía una ley que decía "ojo por ojo y diente por diente". Es decir si alguién me hacía daño de alguna manera yo tenía derecho a pagarle de la misma manera. Es por eso que aún en estos tiempos países como Israel, que viven conforme al Antiguo Testamento siguen aplicando esta ley en su vida cotidiana, y continuamente están en guerra.
 
Mas en el Nuevo Testamento con la venida del Señor Jesucristo, también llegó la ley del Amor, la Gracia y la Misericordia. Ante todo Dios ahora nos pide Misericordia y Perdón, para que nosotros podamos también recibir de ÉL, Misericordia y Perdón, sin los cuales no podriamos ser Salvos. Por Gracia somos salvos, por Amor. Dios nos pide en estos tiempos aún que seamos capaces de amar a nuestros enemigos, y amarlos, es perdonarlos y desear que se arrepientan para que también ellos puedan recibir Salvación.
 
Deja que el Señor te haga Justicia. ÉL no se equivocará, espera en ÉL y desecha todo deseo de venganza. Quizás para tí no es fácil hacer lo que dice el Señor, pero te aseguro que si Dios así lo pide en su Palabra, es porque es posible. Abre tu corazón a Jesucristo y clama a ÉL, pidiéndole que te de, el don del Perdón y quite de tu espíritu todo deseo de venganza por los males recibidos.
 
Recuerda, todo ser humano se equivoca y hace cosas que a Dios no le agradan. Si tu no perdonas a los que te han ofendido, Dios tampoco podrá perdonar tus ofensas; y sin perdón no puede haber Salvación.
 
Que el odio, el rencor, la amargura y el deseo de venganza no hagan que se pierda tu alma, por la cual Jesucristo derramó su sangre y padeció la injusticia mas grande que haya existido en el mundo. Imita su Amor, Jesús pudo perdonar y aún se sacrificó por la humanidad. Que como ÉL lo hizo, tú también puedas perdonar y cambiar el odio por el Amor, y, la venganza por el Perdón. Dios te ama, ámate tú también. No menosprecies tu alma, ella vale mas que todo el oro y la plata del mundo. Perdona y deja que el Señor a su tiempo te hará Justicia.

EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA
 

 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA