Translate

martes, 4 de junio de 2013

BIENAVENTURADOS LOS HACEDORES DE LA PALABRA DE DIOS

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.
SANTIAGO 1:22-25



Para que seamos bienaventurados en todo lo que hagamos es necesario ser hacedores de la Palabra y no solamente oidores olvidadizos.

Es un grave error creer que es suficiente con escuchar la Palabra de Dios para que nos vaya bien, como si la Biblia fuese una especie de amuleto de la suerte. Esto no es así hermanos, la Biblia es fuente de sabiduría que debe ser aplicada en nuestro diario vivir para que todo lo que hagamos sea bendecido por Dios y nos vaya bién.

Quién piense que haciendo las cosas a su manera será bendecido por Dios, mucho se equivoca. Nuestro Señor nos dejó la Biblia a modo de guía y enseñanza acerca de como debemos vivir y hacer todas las cosas, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, su bendición repose sobre nuestras vidas.

Lo que logramos escuchando la Palabra de Dios, es que nuestra FE crezca; pero esa Fe se hace manifiesta cuando la ponemos por Obra; pues como dice en la carta de Santiago, "La Fe sin Obras es muerta"; es necesario que nuestras obras reflejen la Fe que decimos tener. Y si realmente tenemos Fe, vamos a ser hacedores de todo lo que escuchamos que Dios quiere. La Obediencia a la Palabra de Dios, es la mejor demostración de Fe.

Mas, hay algo mucho mas importante que no debemos olvidar, y es que los Obedientes hacedores de la Palabra de Dios y llenos del Espíritu Santo, somos los que entraremos en el Reino de Dios.

Es muy importante crecer en el Espíritu, para que podamos llegar a ser hacedores de la Palabra de Dios, porque esta, en mucho se opone a las enseñanzas del mundo. Solo los que estamos llenos del Espíritu Santo tendremos la fortaleza para vencer la vergüenza a ser burlados, y el miedo al que dirán, o a las consecuencias de mostrarnos diferentes, cosas que a muchos los frena para hacer la Voluntad de Dios.

Cualquier precio que tengamos que pagar por ser hacedores de la Palabra de Dios, como pueden ser el desprecio de los amigos o el desamor de la familia o la burla de los que nos rodean, es siempre poco comparado con el precio que el Señor Jesucristo pagó por nuestras almas; su preciosa y santa sangre. El premio de la Obediencia bien vale todo esfuerzo; al final de este Camino de Santidad, nos espera la Corona de Vida, la Salvación, la Vida Eterna en presencia de nuestro Salvador.

ESFUÉRZATE Y SE UN VALIENTE HACEDOR DE LA PALABRA DE DIOS.

Dios te bendiga.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA