Translate

sábado, 22 de junio de 2013

"AMAR ES OBEDECER"

Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
JUAN 15:9-10

¡Qué simple que lo hacía todo nuestro Señor Jesucristo! ÉL permanece en el Amor del Padre, porque ha guardado sus mandamientos; así también, si nosotros guardamos sus mandamientos, permaneceremos en su Amor.
La Biblia dice en los Proverbios "mejor reprensión manifiesta, que amor oculto"; así también si decimos amar a Dios, es necesario que ese Amor se manifieste en nosotros a través de la Obediencia a sus mandamientos. Quién verdaderamente ama a Dios, es obediente a su Palabra. Quién dice que ama a Dios y no le obedece, todavía no se ha dado cuenta que se sigue amando a sí mismo, mas que a Dios.

Cuando hay verdadero Amor no se niega nada al ser amado, recuerda que estamos hablando de Dios, quien es bueno y no te pedirá nada que sea malo. Si hay algo en tu vida que tú no serías capaz de dejar por Dios, allí esta tu verdadero Amor. Quién pone límites al Señor, todavía se ama mas a sí mismo. La Biblia dice "Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.". Si tu corazón le pertenece al Señor, nada de lo que te pida te parecerá imposible, pues el Amor todo lo puede.

En la Obediencia, no solo está la bendición, sino también la Salvación. Si la manifestación del Amor a Dios es la obediencia a todos sus mandamientos, y, si, sin Amor no entraremos al Reino de los Cielos, en consecuencia, sin obediencia, no tenemos entrada al Reino de Dios, ni Salvación.

Si esta Palabra te ha servido de espejo y en el reflejo descubriste que todavía hay algo en tu vida que tu amas mas que a DIOS, clámale y pídele que te dé mas Amor por ÉL y por su Obra. Recuerda que si no cumplimos el Primer Mandamiento, que es amar a Dios por sobre todo, no entraremos en su Reino.

Dios amó tanto al mundo, que envió a su unigénito Hijo a entregar su vida por nosotros. Esa es la manifestación mas grande de Amor, jamás hubo ni habrá otra muestra de Amor mas grande que esta, que alguien ponga la vida de su amado Hijo para salvar a sus enemigos. Por cuanto todos habíamos pecado estábamos destituidos de la Gloria de Dios y en enemistad con ÉL; sin embargo Él demostró su Amor por nosotros con semejante acto.

Hermano amado, a cambio de tanto Amor, Dios solo nos pide OBEDIENCIA A SUS MANDAMIENTOS, no despreciemos un Amor tan grande, OBEDEZCAMOS Y PERMANEZCAMOS EN SU AMOR.

Dios te ama. Ámale tú también a ÉL. Se OBEDIENTE. Permanece en su AMOR. Dios te bendiga.
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA