Translate

domingo, 30 de junio de 2013

ANTES ÉRAMOS INSENSATOS Y REBELDES, AHORA SOMOS CRISTIANOS

Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.
TITO 3:3


Bien nos enseñan estos versículos que en otros tiempos nosotros también éramos insensatos y rebeldes, esclavos de concupiscencias y deleites diversos; mas ahora, hermanos amados, hemos conocido al Salvador del mundo, hemos sido limpiados y lavados por su sangre y hemos sido hechos nuevas criaturas conforme al espíritu y ya no a la carne.

Si realmente hemos nacido de nuevo, éramos todas esas cosas, mas ya no lo somos mas; ya no somos esclavos, porque Jesucristo nos hizo libres y si Jesucristo nos hizo libres, ya no puedo estar atado a costumbres, vicios y deleites que pertenecen al mundo de los carnales y no a Cristo, ni a los cristianos.

Si verdaderamente hemos conocido a Cristo, no podemos dejar que nada nos siga dominando como cuando no teníamos a Cristo, sean vicios, malas costumbres, iras, enojos, envidias, rebeldías, y demás cosas propias de la carne.; pues la Palabra de Dios nos enseña que "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"; por tanto si todavía no puedo lograr algo, es porque debo buscar mas de Cristo, para llenarme mas de ÉL y así lograr lo que hasta ahora no pude.

El cristiano es diferente del mundano que antes vivía en nosotros, como dice la Palabra antes nos aborrecíamos unos a otros, mas ahora el Señor nos enseña que debemos amarnos unos a otros como ÉL nos amó. Y recordemos que Dios nos pide aún que amemos a nuestros enemigos y si todavía somos carnales esto se hace muy difícil de cumplir, mas en la medida en que crezcamos espiritualmente esto se hace natural en nosotros; pues no podemos desear el mal a nadie, sino que deseamos que hasta aquel que nos hizo tanto daño a nosotros o a nuestros seres amados se arrepienta y se convierta al Dios Altísimo para que él también pueda ser salvo como nosotros. El cristiano no desea que nadie vaya al infierno, sino que al igual que nuestro Padre Celestial deseamos que todos se salven y que nadie se pierda.

¡Ah! no olvide de donde lo sacó el Señor, no menosprecie a nadie, al igual que lo hicimos nosotros, ellos también pueden cambiar y convertirse en hijos del Dios Altísimo.

RECUERDA IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO TODO LO QUE DICEN ESTOS VERSÍCULOS ES LO QUE ÉRAMOS, MAS AHORA TODO ESO HA QUEDADO ATRÁS PORQUE SOMOS CRISTIANOS Y DEBEMOS ANDAR COMO JESUCRISTO ANDUVO EN ESTA TIERRA. DIOS LOS BENDIGA.


"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

sábado, 29 de junio de 2013

ANDAD COMO SABIO Y NO COMO NECIO

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.
EFESIOS 5:15-17


Hermanos amados, es necesario que aprovechemos bien el tiempo, porque como dice la Palabra de Dios, los días son malos.

Es necesario que miremos pronto y en detalle como estamos caminando en esta tierra, si andamos conforme a la voluntad de Dios, o si seguimos caminando como si no le conociéramos. La Palabra nos pide que ya no andemos como necios, esto es como ignorantes, porque ya no lo somos, pues conocemos al Señor y cual es su Voluntad; es por eso que debemos andar por esta vida como sabios y el Sabio lo que hace es Obedecer a la Voluntad de Dios, pues sabemos que La Salvación, solo la alcanzarán los que son Obedientes a los Mandamientos del Dios Altísimo.

Iglesia de Jesucristo, es necesario que no seamos insensatos, intentando interpretar el Evangelio conforme a nuestras concupiscencias, acomodándolo a nuestras debilidades, sino que ya es tiempo de ser entendidos de cual es la real voluntad de Dios.

Es tiempo de ser Sabios, y cual es el Sabio sino aquel que pone por obra todos los conocimientos que ha adquirido de la Palabra de Dios, sin cuestionarlos y Obedeciéndolos aunque a su carne no le guste; entendiendo que en la Obediencia esta la Bendición.

Iglesia amada, cada día debemos examinarnos a la luz de la Palabra de Dios y así esforzarnos por corregir nuestros errores, para que las Bendiciones de Dios nos alcancen como dice en Deuteronomio 28, y para no perder la Bendición mas grande que es la Salvación de nuestra Alma. No dejemos para mañana este examen porque mañana puede ser tarde, pues la Palabra de Dios nos dice que miremos con diligencia, esto es rápido y bien, como andamos en relación a la Voluntad del Dios Altísimo, si como sabios Obedeciendo a su Palabra, o como necios ignorándola como si no la conociésemos.

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO LA MAYOR SABIDURÍA ES PONER LA PALABRA DE DIOS POR OBRA EN NUESTRA VIDA, ES DECIR OBEDECER A SU VOLUNTAD. EL MAYOR ERROR ES VIVIR COMO SI NO CONOCIÉSEMOS CUAL ES LA VOLUNTAD DE DIOS. ES TIEMPO DE ARREPENTIRSE Y CAMBIAR SI ESTUVIMOS HACIENDO ESTO PORQUE EL TIEMPO Y LAS OPORTUNIDADES UN DÍA SE ACABARÁN.


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

viernes, 28 de junio de 2013

NO TE APARTES DEL CAMINO DE LA SABIDURÍA, LOS MUERTOS TE ESPERAN

El hombre que se aparta del camino de la sabiduría Vendrá a parar en la compañía de los muertos.
PROVERBIOS 21:16


Dios los bendiga amada Iglesia de Jesucristo, estaba meditando en este proverbio y como siempre llego a la misma conclusión, toda la Palabra de Dios es verdadera y llena de sabiduría para que aprendamos a vivir y a conocer las consecuencias de nuestras decisiones, de tal manera que nadie diga: "no lo sabía".

Este proverbio nos enseña que el que se aparta del "Camino de la Sabiduría" vendrá a parar en la compañía de los muertos. Pero ¿cuál es el Camino de la Sabiduría? La Palabra nos enseña en Proverbios 1:7 que:

"El principio de la sabiduría es el temor de Jehová;".
Si el principio de la Sabiduría es el temor de Jehová, entonces el Camino de la Sabiduría, es el de la "Obediencia a Dios".

De todo esto podemos concluir que apartarse del Camino de la Sabiduría, es apartarse de la Obediencia a la Voluntad del Dios Altísimo. Y como la Biblia nos enseña en Juan 14:6 "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.", que Jesucristo es la vida y ÉL es el único Camino al Padre, entonces la misma Palabra nos lleva a entender que quien rechaza a Jesucristo, no tiene la Vida, y además se aparta del Camino de la Sabiduría por desobedecer a Dios menospreciando a su Hijo, que Él envió para salvar a la humanidad.

En definitiva, este proverbio se cumple porque quien no tiene la vida en sí mismo, a Jesucristo, va a parar en la compañía de los muertos, y los muertos son todos aquellos que no tienen a Jesucristo, que es la vida, en su corazón.

Hermanos amados, sepan que todo aquel que se aparta de la Obediencia a Dios, se aparta del Camino de la Sabiduría, y se terminará juntando con todos aquellos que no tienen el Espíritu Santo de Dios en su corazón. Quien no tiene al Espíritu Santo, que es la tercera persona de la Santa Trinidad, no tiene vida en sí, aunque esté vivo en la carne ha muerto en el espíritu. Y sepa que nadie que no tenga el Espíritu Santo podrá entrar al Reino de los Cielos.

Tenga cuidado, no sea que por hacerse demasiado sabio, se vuelva necio; LA MAYOR Y VERDADERA SABIDURÍA ES LA OBEDIENCIA A DIOS con un espíritu humilde y dispuesto siempre a ser lleno de la Presencia del Espíritu Santo de Dios. "el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica." 2 Corintios 3:6

Es bueno conocer la Biblia y escudriñarla, pero sin descuidar el ser llenos del Espíritu Santo y evitando añadir otros libros vacíos que no fueron escritos por guía del Espíritu Santo, no sea que me envanezca y la soberbia gobierne mi corazón, olvidando que todo proviene del Dios Altísimo, que hizo los cielos, la tierra y a nosotros.

"SER SABIO, ES SER OBEDIENTE A DIOS Y BUSCAR MAS SER LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO QUE DE LETRA, PARA QUE NO VAYA A PARAR A LA COMPAÑÍA DE LOS MUERTOS Y PEREZCA CON ELLOS".


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

miércoles, 26 de junio de 2013

LA PACIENCIA Y LAS PRUEBAS

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.
SANTIAGO 1:2-3

Lucas 21:19 dice: "Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas" ¡Qué importante es tener paciencia! Es necesaria la paciencia para lograr la Salvación de nuestras almas. Creo que por este motivo fundamental todos queremos paciencia, pero lo que no deseamos es pagar el precio para obtener paciencia.

Santiago nos enseña que la prueba de fe, es la que produce paciencia. Paciencia sí, pero pruebas no; ese es el pensamiento de muchos cristianos. Sin embargo Dios nos enseña que es necesario que nuestra fe sea probada y como resultado positivo de esa prueba recibiremos paciencia, la cual es muy necesaria.

Lejos de sentir tristeza, cuando estemos pasando por pruebas, debemos sentirnos muy gozosos pensando en los resultados de esas pruebas. Nuestro Señor Jesucristo no se conforma con que digamos que tenemos FE en Él y en sus Palabras, necesariamente lo que decimos debe ser probado con hechos. Como dice el mismo siervo de Dios, Santiago, nuestras obras deben respaldar nuestra Fe, debemos mostrar nuestra Fe, a través de las obras que hacemos.

Quién dice amar a Dios y ante las primeras pruebas o situaciones difíciles se aparta de ÉL, verdaderamente nunca le amó. Nuestro amor y obediencia a Dios, debe ser mas allá de las circunstancias que rodeen nuestras vidas.

Un cristiano que ya ha crecido en el Camino del Señor, que ya ha madurado en lo que es el verdadero Amor, verdaderamente se goza en las pruebas, sabiendo que nuestro Padre jamás falla y que es necesario esperar con paciencia en ÉL, entendiendo que todas sus promesas tienen cumplimiento y que no estamos detrás de algunas bendiciones terrenales, sino detrás del premio supremo, que es la Salvación de nuestras Almas, la cual veremos cumplida al final de este Camino.

Demos gracias a Dios por las pruebas pasadas y superadas y clamemos su ayuda para vencer en las que vendrán ¡Gloria a Dios por la paciencia! El Señor nos ayude a seguir creciendo en su Camino. Dios te bendiga.


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

martes, 25 de junio de 2013

COSECHARÁS TU SIEMBRA

Porque cercano está el día de Jehová sobre todas las naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu recompensa volverá sobre tu cabeza.
ABDÍAS 1:15
 
Es indudable que Dios es un Dios Justo, en muchos versículos bíblicos y en diferentes situaciones, la Biblia hace referencia a la recompensa, la cual se iguala siempre a la siembra.

Si queremos realizar una buena cosecha, es necesario efectuar una buena siembra. Si quiero cosechar tomates, debo sembrar tomates; si quiero cosechar uvas, debo sembrar uvas. Asimismo, si quiero cosechar misericordia, debo sembrar misericordia y si quiero cosechar Amor, debo sembrar Amor.

También la calidad y la cantidad de la cosecha dependerán de la calidad y la cantidad de la siembra.

Indudablemente todos queremos siempre cosechar lo mejor y en abundancia, y es de esta misma manera que debemos sembrar. Pedir a Dios y recibir rápidamente lo pedido es muy agradable; nuestro Padre celestial también desea que cuando nos pide algo nosotros respondamos de la misma manera que ÉL, rápido y exactamente lo que nos pidió. Tenemos que estar dispuestos a escuchar a nuestro Dios, si queremos que ÉL nos siga escuchando a nosotros. Tenemos que obedecer, si deseamos ser bendecidos.

De la misma manera que una buena siembra, resultará en una mejor cosecha; también una mala siembra, tendrá como resultado una peor cosecha. El que siembra odio, egoísmo, cobardía, abandono, dolor; cosechará lo mismo y en abundancia; porque la cosecha siempre se multiplica en relación a lo sembrado.

NO HAGAMOS NADA QUE NO QUERRAMOS QUE NOS HAGAN; es importante que antes de actuar pensemos en las consecuencias de nuestros actos. No creas que habrá algo que hagas y que Dios no lo tendrá en cuenta; a nuestro Padre nada se le escapa, y a la hora de hacer números para darnos la recompensa, todo lo que hayamos sembrado, sea bueno, o sea malo estará en su lista y conforme a ello recibiremos la cosecha.

Recuerda el que siembra Obediencia, cosechará Bendiciones; y el que siembra Desobediencia, cosechará Maldiciones. Piensa en lo que quieres cosechar, y conforme a ello comienza ahora mismo a Sembrar. Dios te bendiga.
 


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
 
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
 
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

domingo, 23 de junio de 2013

DIOS QUIERE OÍDOS QUE OIGAN

Y vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Así ha dicho Jehová: Así haré podrir la soberbia de Judá, y la mucha soberbia de Jerusalén. Este pueblo malo, que no quiere oír mis palabras, que anda en las imaginaciones de su corazón, y que va en pos de dioses ajenos para servirles, y para postrarse ante ellos, vendrá a ser como este cinto, que para ninguna cosa es bueno.
JEREMÍAS 13:8-10

¡Qué fuerte que es este mensaje que el profeta Jeremías tuvo que dar a su Pueblo! ¿Sabía usted que este profeta era despreciado por su pueblo y que muchos querían verlo muerto para no escuchar lo que les decía? A este varón de Dios le tocó llorar mucho por la dureza de corazón y la rebeldía de su pueblo y sufrió tanto que en un momento de su vida deseo no haber nacido, porque de su boca solo salían palabras de destrucción y castigo; y hasta le dijo a Dios, que no hablaría mas en su nombre. Sin embargo, su Amor por Dios y por su Pueblo eran tan grandes que no podía callar. Era necesario advertir al pueblo rebelde y soberbio lo que le iva a pasar por no oír a Dios, por si quizás escucharen y se arrepintiesen de su maldad, y así, Dios retrocediere del castigo que ya estaba determinado como consecuencia de esa rebeldía.

Estos tiempos son parecidos a los del profeta Jeremías, hay muchos que no quieren oír las Palabras de Dios, porque estas les dicen que sus obras no son buenas y que tienen que dejarlas. Jesucristo no cambia, es el mismo ayer, hoy y siempre; pero hay algo que aunque no cambia tampoco, está siempre creciendo, y es la maldad.

No podemos pretender ser cristianos y no diferenciarnos notoriamente del mundo. Nuestra forma de vivir, nuestras actitudes, nuestro vestir, nuestro andar, todo debe ser diferente a lo que éramos antes de conocer a Dios.

Quién no quiere escuchar a Dios, sus correcciones, sus exhortaciones, anda en la vanidad de su mente, y en las imaginaciones de su corazón, como dicen estos versículos, y los tales para ninguna cosa sirven dice el Señor.

Es fundamental para nosotros los cristianos, tener buenos oídos para oír a Dios y Su Voluntad. Pensemos menos y escuchemos mas, pero no a satanás y a sus demonios, que también nos vienen a hablar, sino para escuchar a Dios y a sus siervos.

No seamos como el pueblo de los tiempos del profeta Jeremías, que lo querían matar, porque no querían escuchar lo que les decía, que aunque era un mensaje doloroso de exhortación y castigo, era verdadero. Abramos nuestros oídos, estemos atentos y escuchemos lo que el Señor nos habla; es necesario que seamos corregidos para conservar esta Salvación tan grande.

El mensaje de estos tiempos, es un mensaje de Amor, Jesucristo murió para que seamos salvos pagando precio de sangre por nuestras almas; y resucitó para juntamente con Él tengamos vida eterna. Pero hay otro mensaje que también es de Amor; es necesario vivir una vida de santidad a través de la obediencia a la verdad, que son los mandamientos que el Señor nos dejó en su santa doctrina, para no perder esa preciosa Salvación que nos regaló a precio de sangre.

CUIDA TU SALVACIÓN, CUIDA TU ALMA. TEN OÍDOS QUE OIGAN. Dios te bendiga.

"EL QUE TENGA OIDOS PARA OIR QUE OIGA"


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

"EL AMOR NO ES EGOÍSTA"

Porque Mardoqueo el judío fue el segundo después del rey Asuero, y grande entre los judíos, y estimado por la multitud de sus hermanos, porque procuró el bienestar de su pueblo y habló paz para todo su linaje.
ESTER 10:3

El libro de Ester es un ejemplo de Obediencia y Amor hacia el Pueblo de Dios, cualidades sin las que no podemos ser salvos.

Ester, es un ejemplo de obediencia y sujeción a su primo Mardoqueo, quien la crió porque ella era huérfana, y la educó de acuerdo a la voluntad de Dios, de tal manera que llegó a ser Reina. Mardoqueo es un ejemplo de Amor y fidelidad a Dios y de Amor a su familia, que es Ester, y a su pueblo.

Estos dos Hijos de Dios se jugaron la vida para salvar al Pueblo de Dios. A Ester no le importó que quizás, por ser la Reina, no corría peligro de muerte, sino que puso en juego su propia vida para salvar a su pueblo, porque así aprendió de su padre de crianza, a no ser egoísta y a pensar en los demás.

Hermanos, es fundamental que nosotros tomemos este ejemplo para nuestra propia vida y que seamos capaces de ponerlo por obra. Todo aquel que es egoísta y solo piensa en sí mismo y en sus seres amados mas cercanos, no tiene salvación. El egoísmo es falta de Amor y como siempre lo enseñamos, sin Amor no entraremos al Reino de DIOS.

Aquel que se queda cómodo en lo suyo y no se preocupa por las necesidades de su hermano, no tiene amor, quien no piensa en, si sus hermanos tienen que comer o que vestir, cuando él tiene abundancia, no tiene amor. Quien no da a Dios lo que le pertenece (diezmos, ofrendas, primicias) no tiene Amor, sino un profundo egoísmo y ama mas al dinero que a Dios y que al Pueblo de Dios. El Señor dice "traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa", de tal manera que si falta alimento en la casa de Dios es por causa de aquellos que no cumplen con este mandamiento. Este tema, no es cuestión de Antiguo o Nuevo Testamento, como algunos faltos de entendimiento lo discuten; esto es cuestión de Amor manifiesto y del Orden que Dios mismo estableció. Quien cuestiona demasiado este tema en su corazón está lleno de egoísmo y mezquindad, y busca alguna forma bíblica de justificarse delante de los hombres, porque a Dios nada le es oculto, ni aun las intenciones del corazón.

Cuando hay verdadero Amor hacia Dios y hacia los hermanos en Cristo, uno cumple gozoso con todos los mandamientos, incluyendo, los que implican dinero, principal dios en estos tiempos y quien se lleva el amor de muchos.

Hermano amado, para ser llamado cristiano, debemos andar como Jesucristo anduvo, en Amor y en Obediencia, pensando en el Pueblo de Dios. La Obra de Dios tiene que continuar, el Evangelio tiene que ser predicado en el mundo entero, no podemos ser egoístas y conformarnos con que nosotros ya estamos a salvos, porque si así lo hacemos, estaremos mas perdidos que antes de conocer al Señor. Hay hermanos que necesitan y almas que se están perdiendo, pensemos en ellos y hagamos todo lo que esté a nuestro alcance por ellos (sin desviarnos de la Voluntad y del orden que Dios estableció), desde predicar hasta ayudarlos materialmente, cumpliendo así con la voluntad de Dios. Dios te bendiga.

"EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA"


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

sábado, 22 de junio de 2013

"AMAR ES OBEDECER"

Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
JUAN 15:9-10

¡Qué simple que lo hacía todo nuestro Señor Jesucristo! ÉL permanece en el Amor del Padre, porque ha guardado sus mandamientos; así también, si nosotros guardamos sus mandamientos, permaneceremos en su Amor.
La Biblia dice en los Proverbios "mejor reprensión manifiesta, que amor oculto"; así también si decimos amar a Dios, es necesario que ese Amor se manifieste en nosotros a través de la Obediencia a sus mandamientos. Quién verdaderamente ama a Dios, es obediente a su Palabra. Quién dice que ama a Dios y no le obedece, todavía no se ha dado cuenta que se sigue amando a sí mismo, mas que a Dios.

Cuando hay verdadero Amor no se niega nada al ser amado, recuerda que estamos hablando de Dios, quien es bueno y no te pedirá nada que sea malo. Si hay algo en tu vida que tú no serías capaz de dejar por Dios, allí esta tu verdadero Amor. Quién pone límites al Señor, todavía se ama mas a sí mismo. La Biblia dice "Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.". Si tu corazón le pertenece al Señor, nada de lo que te pida te parecerá imposible, pues el Amor todo lo puede.

En la Obediencia, no solo está la bendición, sino también la Salvación. Si la manifestación del Amor a Dios es la obediencia a todos sus mandamientos, y, si, sin Amor no entraremos al Reino de los Cielos, en consecuencia, sin obediencia, no tenemos entrada al Reino de Dios, ni Salvación.

Si esta Palabra te ha servido de espejo y en el reflejo descubriste que todavía hay algo en tu vida que tu amas mas que a DIOS, clámale y pídele que te dé mas Amor por ÉL y por su Obra. Recuerda que si no cumplimos el Primer Mandamiento, que es amar a Dios por sobre todo, no entraremos en su Reino.

Dios amó tanto al mundo, que envió a su unigénito Hijo a entregar su vida por nosotros. Esa es la manifestación mas grande de Amor, jamás hubo ni habrá otra muestra de Amor mas grande que esta, que alguien ponga la vida de su amado Hijo para salvar a sus enemigos. Por cuanto todos habíamos pecado estábamos destituidos de la Gloria de Dios y en enemistad con ÉL; sin embargo Él demostró su Amor por nosotros con semejante acto.

Hermano amado, a cambio de tanto Amor, Dios solo nos pide OBEDIENCIA A SUS MANDAMIENTOS, no despreciemos un Amor tan grande, OBEDEZCAMOS Y PERMANEZCAMOS EN SU AMOR.

Dios te ama. Ámale tú también a ÉL. Se OBEDIENTE. Permanece en su AMOR. Dios te bendiga.
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

jueves, 20 de junio de 2013

BUSCA A LA PERDIDA, MUESTRA EL AMOR DE DIOS

¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.
LUCAS 15:4-7


¡Cuán grande y maravilloso es el Amor de Dios, para con sus hijos! Jamás desprecia a ninguno de nosotros, por el contrario, siempre está mirando que no le falta una sola de las ovejitas por las cuales ÉL pagó con su sangre preciosa.

Hermanos amados, nuestro Señor tiene cuidado de cada uno de nosotros en forma especial, nos ama con tan grande amor, que por ello dio su vida para hacernos libres de la condenación eterna. Este mismo amor es el que nosotros debemos albergar en nuestros corazones por cada una de las ovejitas que Dios nos puso a cargo para cuidar, sin menospreciar a ninguna de ellas, pues jamás debemos olvidar que Jesucristo pagó por ellas con su sangre.

Hermanos amados, esta parábola representa el gozo que siente el Señor cuando un pecador se arrepiente de sus malos caminos y decide dejarlo todo para seguir a Jesucristo. Ese es el gran Amor de Dios, que está esperando que todos procedan al arrepentimiento para que todos tengan oportunidad de Salvación.

Gracias le damos al Señor porque así hizo con nosotros cuando estábamos perdidos, nos fue a buscar, nos tomó en sus brazos y nos trajo con el resto del redil, sanó nuestras heridas, nos alimentó y nos cuidó y nos cuida cada día para que no nos volvamos a extraviar del Camino de la Verdad y de la Salvación, que es Jesucristo, nuestro Señor y Salvador.

Así hermanos amados, nosotros también debemos tomar este ejemplo de Amor que nos deja el Señor; no conformarnos con tener lindos cultos, donde nos gocemos alabando al Señor y escuchando su Palabra; sino amándonos unos a otros, cuidándonos unos a otros, alentándonos en la Fe, mirando si alguno faltó e ir a visitarlo si vemos que no está congregando como lo hace normalmente. Ir a buscar las almas que están perdidas, llevarles la Palabra de Salvación, orar por ellos, para que Dios le de entendimiento y se arrepientan y decidan cambiar de vida.

IGLESIA AMADA DE JESUCRISTO NO DESCUIDEMOS EL AMOR HACIA LAS ALMAS, PUES POR ELLAS MURIÓ CRISTO. EN VANO ES TODO LO QUE HAGAMOS SI EL AMOR DE DIOS NO MORA EN NUESTROS CORAZONES.


EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

miércoles, 19 de junio de 2013

"EL NUEVO NACIMIENTO"

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?
JUAN 3:3-4


El nuevo nacimiento es fundamental para el cristiano, pues el mismo Señor Jesucristo dijo que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

¿Qué es el nuevo nacimiento? sería muy infantil en estos tiempos pensar que para volver a nacer debemos entrar nuevamente al vientre de nuestra madre. No hermanos, está claro que no es así. En cuanto a la carne debemos pasar por las aguas del Bautismo como símbolo de la muerte a la vida carnal, de la cual estamos arrepentidos y deseamos comenzar una nueva vida espiritual conforme a la voluntad de Dios.

Allí en el Bautismo comienza una nueva vida, conforme al espíritu y ya no a la carne. Este nuevo nacimiento debe estar acompañado de crecimiento, hasta llegar a ser frutos maduros, los cuales a su tiempo el Señor vendrá a buscar.

Ser un cristiano espiritual no es algo mágico que se produce en un abrir y cerrar de ojos, es todo un proceso que llevará mas o menos tiempo conforme a la Obediencia de cada uno y a la dedicación que se le conceda a las cosas de Dios. Proceso que llegará a su perfección cuando seamos llevados al reino de los cielos.

Bien dijo Nicodemo, un hombre viejo no puede volver a nacer, por eso es necesario que se produzca, simbólicamente hablando, la muerte de nuestro yo, para que ya no viva yo, sino que Cristo viva en mi. Si Cristo gobierna, guía y dirige mi vida en todos los sentidos, entonces puedo decir que he vuelto a nacer, porque ya no es mi carne la que gobierna mi vida, sino el Espíritu Santo de Dios.

El cristiano que ha nacido de nuevo, ya no tiene su propia mente, sino que tiene la mente de Cristo y le ha dado toda la autoridad y la potestad sobre su vida, para que sea conforme a la Voluntad de Jesucristo, su Señor y Salvador.

Iglesia amada de Jesucristo, no olvides que si no naciste a esta nueva vida espiritual no tendrás entrada en el reino de los cielos. Es necesario morir, no podemos seguir siendo las mismas personas que éramos antes de conocer al Señor, es necesario que se produzca en cada uno de nosotros un cambio total, una transformación, de ser seres carnales a ser, seres espirituales.

IGLESIA AMADA DEL SEÑOR JESUCRISTO, PARA VIVIR CON CRISTO ES NECESARIO MORIR A LA VIDA CARNAL Y NACER A UNA NUEVA VIDA ESPIRITUAL, CONFORME A CRISTO Y NO A LOS RUDIMENTOS DE ESTE MUNDO. DIOS LOS BENDIGA.


EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

lunes, 17 de junio de 2013

NO LE IMPIDAS A DIOS QUE TE BENDIGA

¡Oh, si me hubiera oído mi pueblo, Si en mis caminos hubiera andado Israel! En un momento habría yo derribado a sus enemigos, Y vuelto mi mano contra sus adversarios. Los que aborrecen a Jehová se le habrían sometido, Y el tiempo de ellos sería para siempre. Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo, Y con miel de la peña les saciaría.
SALMO 81:13-16

Este Salmo representa el dolor de nuestro Padre Celestial, que está con sus manos colmadas de Bendiciones para sus hijos, y sufre porque no se las puede dar a causa de la rebeldía de su pueblo, que anduvo en sus propios caminos y no en los que le enseñó el Padre.

Así hermanos amados, actualmente ocurre lo mismo; Dios tiene todas las Bendiciones que necesitamos y no la puede dar a su Iglesia porque hay hijos rebeldes, contumaces, que siguen caminando como si nunca le hubiesen conocido al Señor; y no siguen los consejos del Dios Altísimo que todo lo sabe y en quien no hay margen de error.

Los enemigos atacan a la Iglesia de Jesucristo y muchas veces el Señor no puede actuar, porque nosotros no obedecemos a su Palabra; nos alejamos del Camino que nos dejó indicado en la Biblia y esto hace que el vencedor sea el enemigo de nuestras almas, no porque sea mayor que nuestro Padre, sino porque nosotros le hemos dado derecho al no seguir detalladamente las indicaciones que nos llevan a la victoria, entre ellas la Obediencia, la Fe y la Santidad completa.

Dios se lamenta profundamente porque su pueblo no le oye y padece cautiverio, es dominado por sus enemigos porque Dios no los puede libertar, pues se hicieron sordos a Su voluntad y ÉL no puede contradecir sus propias leyes, pues es un Dios Justo.

¡Cuánto padecimiento sigue sufriendo el pueblo de Dios por su sordera!. Muchas veces, como Pastores sufrimos mucho, cuando aconsejamos a los hermanos lo que deben hacer para salir de sus problemas y no quieren oír, y pasan los años y siempre están igual; y otras veces les advertimos con desesperación que cambien ciertas cosas en su vida o terminarán muy mal y aún apartados de Dios, y no oyen y luego con dolor vemos la caída que pudieron evitar y no quisieron, porque no quisieron oír los consejos del Dios Altísimo. Y lamentablemente las consecuencias llegan y se les hace muy difícil levantarse después de la caída, y algunos parece que no se fuesen a levantar mas por lo profundo que caen.

IGLESIA DE JESUCRISTO, DIOS TIENE TODO LO QUE NECESITAMOS, SOLO TENEMOS QUE TENER OÍDOS PARA OÍR, Y ESPÍRITU DE OBEDIENCIA Y SUJECIÓN A SU PALABRA. EL SEÑOR TE BENDIGA.


Y............. EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA



 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
 
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
 
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

"DIOS ME LIBERTÓ DEL PSIQUIÁTRICO Y DEL CEMENTERIO"

TESTIMONIO HERMANA JOSEFINA PAEZ


"DIOS ME LIBERTÓ DEL PSIQUIÁTRICO Y DEL CEMENTERIO"
 
 


Si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

JUAN 8:36



En esta oportunidad quisiera predicarles contándoles el testimonio de nuestra amada hermana Josefina Paez, libertada recientemente por Dios, de terminar (como ella misma lo declaró) internada en un psiquiátrico o en el cementerio.


Todo comenzó, cuando a raíz de problemas de salud, va al médico y la profesional que le hizo la ecografía, le dijo que: "su vesícula estaba mal, que se cuidara o que se iba a morir". Estas palabras penetraron tan profundamente en la mente de nuestra hermana, quien se sugestionó tanto que comenzó a creer que se estaba por morir. Luego, se entera que a raíz de una medicación se le ha producido una arritmia; este hecho hizo que su temor se convirtiese en pánico, y abriéndole un ventanal para que satanás entrase a destruir su vida.

A todo esto se le sumaron trabajos espirituales que hicieron en su contra, pues llegó a encontrar un sapo seco en su cama y luego otros dos sapos atados y mas cosas.

Estas situaciones llevaron a nuestra hermana Josefina a una profunda depresión y angustia que ya casi no comía, lloraba todo el tiempo y no quería estar sola, Su familia desesperada ya no sabían que hacer y la llevaron a una psiquiatra, la cual la medicó. Esto, lejos de mejorar la situación de Josefina, la empeoró, pues le agarraban temblores en su cuerpo, deseos de salir corriendo de su casa, cosa que en algunas oportunidades se escapó de su familia y salía a correr sin rumbo; en una ocasión casi la atropellan y en otra entró en una casa y se envolvió con una frazada y no quería salir de allí. Verse de esta manera, como una persona inútil, le hizo desear morir y pedía que su padre, ya fallecido, la llevara con él.

Parte de su familia conociendo el evangelio, desesperadamente comenzaron a buscar pastores (Josefina ya era cristiana) que quisieran orar por ella. Algunos directamente se negaron a ir, otros decían que no podían orar por ella porque los demonios que ella tenía eran muy fuertes y se les iba a pasar a ellos, y algunos que fueron solo la bendecían y no se atrevían a liberarla.

Estando toda la familia en esta angustiante y desesperante situación, una hermana que congregaba con nosotros antes de mudarse, Ana María Carpio, le cuenta el testimonio de su pierna que se la iban a cortar y como Dios la libertó y le ofrece venir a buscarnos si ellos querían, quienes aceptaron inmediatamente; y esa misma tarde la hermana Ana María nos vino a contar esta terrible situación.

Hermanos amados, cuando supimos que una hija de Dios estaba pasando semejante sufrimiento y que nadie quería ir a orar por ella, nos produjo un profundo dolor y con la Gracia de Dios que fue delante nuestro, salimos inmediatamente a ver a nuestra hermana.

Cuando llegamos, su cara era la de una niña aterrorizada, con una llanto de angustia, Luego que nos contaron toda la historia, el Pastor le explicó que tenía que renunciar a ese espíritu de temor, que es contrario a Dios, para cerrar esa ventana por donde entró satanás. Una vez que lo hizo, oramos por ella y todas las cadenas que la ataban se rompieron inmediatamente porque Jesucristo y su Verdad la hicieron libre.

Le recordamos que el Dios que ella tiene es mas grande que toda enfermedad física, mental y espiritual, y que nunca mas debía dejar entrar la duda y el temor a su vida porque eran en contra de Dios.

Al día siguiente comenzó a congregar y luego de unos días de esfuerzo de ella, su familia y nuestro, fue completamente libre.

En breve publicaremos el video donde ella misma cuenta su testimonio, donde usted podrá ver grabaciones de diferentes días en un solo video que muestran como iba progresando.

Olvide decir, que la psiquiatra ya le había anticipado que si seguía así la iban a internar en un psiquiátrico.

No olviden hermanos que están leyendo este testimonio, la ciencia del hombre por mas que progrese siempre tiene límites y no puede hacer nada contra lo espiritual. Solo Dios liberta verdaderamente, solo Dios rompe las cadenas espirituales, solo Dios libera por medio de su Verdad y de su Poder. Solo Jesucristo hace verdaderamente libre.

Hoy, nuestra hermana Josefina, volvió a sonreír y a reír después de vivir 2 meses en las profundidades de las tinieblas.

Su familia está en paz y feliz de verla recuperada por completo.

Nuestra hermana, su esposo y su Mamá, congregan en todas las reuniones, se han comprometido con Dios a ser cristianos reales y a servirle de todo corazón, pues están profundamente agradecidos con Dios; pues todos saben del pantano del cual el Señor los rescató.

Una familia que ya estaba perdida y destruida, hoy nuestro Señor la restauró y la fortaleció para su Gloria y Honra.

Ya está trabajando para Dios contactando almas necesitadas con la iglesia y muestran su profundo agradecimiento obedeciendo en todo la Palabra de Dios.

Espero que este Testimonio les haya sido de bendición y si ven a alguien pasando esta situación, ya ven que se puede salir, nunca bajen los brazos, Dios escucha y nosotros estaremos orando por ti y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudarte.


DIOS ES FIEL. ¡QUE EL SEÑOR JESUCRISTO TE BENDIGA Y GUARDE SIEMPRE!.

AMÉN, AMÉN Y AMÉN.
 
 
Ver testimonio en primera persona en audio y video en YouTube
 
 




 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

domingo, 16 de junio de 2013

"EXHORTAR: UN MANDATO DE AMOR"

Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio
 
HEBREOS 3:12-14

El gran propósito de satanás es lograr que los cristianos nos apartemos del Dios vivo. El fundamento de la Salvación, es la Fe en Jesucristo, en su obra redentora y la obediencia a la sana doctrina que nos dejó. En estos versículos del libro de los Hebreos, el Señor nos manda a exhortarnos unos a otros, a fin de que no nos apartemos de la verdadera FE por el engaño del pecado, endureciendo nuestros corazones y volviéndonos incrédulos.

La incredulidad es pecado, por ello satanás busca que empecemos a dudar de la doctrina de Jesucristo. En estos últimos tiempos, él intentará convertirnos en apóstatas, es decir que nos apartemos de la verdad y nos volvamos a dioses muertos y a los deleites de la carne como si nunca le hubiésemos conocido al Señor.

Todavía hay tiempo para entrar en el reposo del Señor, todavía hay tiempo para ser salvos, aprovechemos este tiempo, antes de que vengan aquellos en los que las puertas de los cielos se cerrará y nadie podrá entrar. Además, entre tanto que hay vida, hay oportunidad, cuando el fin de la vida del cuerpo llega, también llega el fin de las posibilidades de Salvación.

Entre tanto que no perdamos la Fe que al principio nos hizo creer en Jesucristo y seguirle, podemos ser salvos. Esta Fe, juntamente con la obediencia que testifica que tenemos Fe, deben permanecer en nosotros hasta el fin. Si llegamos hasta el fin de nuestra carrera con Fe, eso quiere decir que nuestra FE es verdadera; mas si nos apartamos de Dios en alguna parte del camino, es porque realmente nunca creímos de todo corazón. Dijo Dios; "este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí".

Callar cuando vemos a nuestro hermano caer en error, es falta de Amor. Dios no nos dice que callemos, sino que nos exhortemos unos a otros para salir del error del pecado, a fin de que podamos ser salvos. Quién ve a su hermano caer en pecado y no hace nada por él, no tiene amor, porque le está viendo perderse y no le exhorta para que se arrepienta. El que verdaderamente ama, exhorta. Exhortar como Dios quiere incluye Amor. El objetivo de la exhortación es lograr el arrepentimiento de aquel que se equivocó, para Salvación de su Alma.
Nunca dejes que aquella alma por la cual murió el Señor, viva en error, sin tú hacer nada por ella, porque eso irá enfriando su corazón, hasta caer en la incredulidad y el incrédulo no entra en el Reino de los Cielos. Y si nosotros vemos a nuestro hermano perderse y no hacemos nada por él, tampoco nosotros entraremos al Reino de Dios, por ser egoístas y sin Amor. El Señor nos ama, reflejemos nosotros ese Amor hacia los demás, en especial por las almas perdidas y por las que se están perdiendo por volverse atrás. Dios te bendiga.


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

sábado, 15 de junio de 2013

DESECHA LA VENGANZA, DIOS TE PIDE MISERICORDIA Y PERDÓN

No digas: Yo me vengaré; Espera a Jehová, y él te salvará.

PROVERBIOS 20:22
El deseo de venganza es algo muy común entre los hombres. Muchas veces buscamos hacer justicia por nuestras propias manos, porque no hallamos satisfacción en los responsables de la justicia de esta tierra. Mas esto no es del agrado de Dios.
 
En algún tiempo bíblico existía una ley que decía "ojo por ojo y diente por diente". Es decir si alguién me hacía daño de alguna manera yo tenía derecho a pagarle de la misma manera. Es por eso que aún en estos tiempos países como Israel, que viven conforme al Antiguo Testamento siguen aplicando esta ley en su vida cotidiana, y continuamente están en guerra.
 
Mas en el Nuevo Testamento con la venida del Señor Jesucristo, también llegó la ley del Amor, la Gracia y la Misericordia. Ante todo Dios ahora nos pide Misericordia y Perdón, para que nosotros podamos también recibir de ÉL, Misericordia y Perdón, sin los cuales no podriamos ser Salvos. Por Gracia somos salvos, por Amor. Dios nos pide en estos tiempos aún que seamos capaces de amar a nuestros enemigos, y amarlos, es perdonarlos y desear que se arrepientan para que también ellos puedan recibir Salvación.
 
Deja que el Señor te haga Justicia. ÉL no se equivocará, espera en ÉL y desecha todo deseo de venganza. Quizás para tí no es fácil hacer lo que dice el Señor, pero te aseguro que si Dios así lo pide en su Palabra, es porque es posible. Abre tu corazón a Jesucristo y clama a ÉL, pidiéndole que te de, el don del Perdón y quite de tu espíritu todo deseo de venganza por los males recibidos.
 
Recuerda, todo ser humano se equivoca y hace cosas que a Dios no le agradan. Si tu no perdonas a los que te han ofendido, Dios tampoco podrá perdonar tus ofensas; y sin perdón no puede haber Salvación.
 
Que el odio, el rencor, la amargura y el deseo de venganza no hagan que se pierda tu alma, por la cual Jesucristo derramó su sangre y padeció la injusticia mas grande que haya existido en el mundo. Imita su Amor, Jesús pudo perdonar y aún se sacrificó por la humanidad. Que como ÉL lo hizo, tú también puedas perdonar y cambiar el odio por el Amor, y, la venganza por el Perdón. Dios te ama, ámate tú también. No menosprecies tu alma, ella vale mas que todo el oro y la plata del mundo. Perdona y deja que el Señor a su tiempo te hará Justicia.

EL QUE TIENE OIDOS PARA OIR QUE OIGA
 

 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

FE Y FIDELIDAD, SIN ELLAS NO HAY BENDICIÓN

Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado. Y mandó a hombres muy vigorosos que tenía en su ejército, que atasen a Sadrac, Mesac y Abed-nego, para echarlos en el horno de fuego ardiendo. Entonces estos varones fueron atados con sus mantos, sus calzas, sus turbantes y sus vestidos, y fueron echados dentro del horno de fuego ardiendo. Y como la orden del rey era apremiante, y lo habían calentado mucho, la llama del fuego mató a aquellos que habían alzado a Sadrac, Mesac y Abed-nego.
DANIEL 3:16-22

Estos versículos bíblicos, quizás ya los han leído antes y han escuchado muchos mensajes al respecto, pero en esta oportunidad el Señor, nuestro Dios, quiere hacer referencia a las bendiciones de la FE y la FIDELIDAD.

Sin Fe y sin Fidelidad no puede haber bendiciones para el cristiano. Dice la Biblia que: "quien quiera recibir algo de Dios es necesario que le crea" y "el que pide sin Fe no espere recibir algo de Dios". Hermanos amados, es fundamental que haya Fe en sus corazones, no solo es importante creer en Jesucristo como nuestro Salvador, sino también en toda la doctrina que nos enseñó. La Fe es creer que eso imposible que estamos esperando nos vendrá, porque nuestro Dios es Todopoderoso y para ÉL todo es posible. La Fe, no es estar a la espera de que si Dios quiere, lo que hemos pedido nos vendrá, eso es Esperanza; la Fe es estar seguro, convencido, sin ninguna duda, de que nuestra oración ha sido escuchada y la respuesta está en camino.
 
Estos varones de los que habla esta historia bíblica, no solo demostraron tener una Fe absoluta de que Dios los libraría de la mano del rey, porque estaban seguros de que su Dios era más poderoso que el rey y que el horno de fuego ardiendo; sino que también demostraron Fidelidad incondicional a Dios, porque aunque ÉL decidiese no librarlos, ellos preferían la muerte antes que traicionarlo. ¡Qué Fidelidad, que Amor!, eso es lo que Dios espera de todos sus hijos. Sin embargo, muchos cuando no reciben los milagros o las bendiciones que están esperando, reniegan de Dios y se apartan de ÉL.

Hermanos, seguramente ustedes son de los que verdaderamente aman a Dios, y los que aman de verdad no lo hacen por lo que recibirán, pues el verdadero Amor no es interesado. Quién ama, naturalmente es Fiel, pues no cabe en el corazón de alguien que de verdad ama, la traición. El primer mandamiento es: "Amar a Dios por sobre todo", es imposible cumplir este mandato si no hay Fidelidad.

La Fe y la Fidelidad conmueven a Dios, si ellas moran en ti, todas las bendiciones que ÉL prometió llegarán a tu vida.

El Señor te bendiga y llene tu corazón de Fe y Fidelidad, no solo para que recibas todo lo que estás esperando, sino para que llegues al final del camino, y recibas el regalo de LA SALVACIÓN. Dios le bendiga.


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

jueves, 13 de junio de 2013

DÉJALO TODO POR EL SEÑOR Y NO TE ARREPENTIRÁS

Entonces Pedro comenzó a decirle: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido. Respondió Jesús y dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna. Pero muchos primeros serán postreros, y los postreros, primeros
MARCOS 10:28-31

Esta promesa sigue vigente en estos tiempos, nadie que demuestre a Dios que ÉL está primero en su vida, quedará sin recompensa. Dios es un Dios de Amor, y no es que espera o desea que perdamos todo lo que tenemos. Nadie que deja algo o a alguien por causa de Jesucristo y del evangelio quedará solo o desamparado. Cuando nos encontramos, en algún momento de nuestra vida, entre la necesidad de escoger entre Dios y algo o alguien que nosotros amamos, no debe haber en nuestro corazón lugar para la menor duda, la elección debe ser definitivamente Dios, pues a ÉL le debemos el existir, la vida y la Salvación Eterna. Quién tiene a Dios lo tiene todo, quién lo pierde no tiene nada, por mas que sea el hombre mas rico de este mundo.

Dios no te va a pedir que abandones a tus seres amados, pero quizás sean ellos, quienes pretendan obligarte a elegir entre ellos y Dios, pidiéndote que dejes de ir a la iglesia, por ejemplo. Es, en estos casos, en los que debemos demostrar a Dios que le amamos a ÉL por sobre todo y todos. A veces, Dios nos pedirá que renunciemos a cosas en nuestra vida que aunque a nosotros nos gusten mucho, no son de su agrado o interfieren con los propósitos que tiene con nosotros.

A lo largo de mi vida cristiana he tenido que enfrentar en muchas oportunidades a renunciamientos y a elecciones; algunas de ellas muy dolorosas y difíciles; pero te aseguro algo, jamás dude, siempre comprendí que si tenía a Dios todo lo que dejara por ÉL lo podía recuperar y mejor que antes, pero que si renunciaba a mi Salvador, para no perder lo que tenía, de todos modos lo iba a perder y no habría nadie que me los pudiera devolver. Y además lo mas importante de todo, renunciar a Dios es renunciar a la Vida, y eso no es bueno ni para nosotros, ni para nuestros seres amados. Esta Palabra ha tenido cumplimiento en mi vida, Dios jamás me ha desamparado y aquellos a quienes yo tanto amaba y tuve que renunciar, mi Señor me los devolvió y mejor que antes, como lo dice su Palabra. Dios es Fiel, Dios no miente; vale la pena darlo todo por ÉL, aún la vida si fuere necesario.

Dios jamás nos promete una vida placentera y sin problemas, ÉL nos promete bendiciones, pero también nos aclara "con persecuciones". Las persecuciones son parte de la vida del verdadero cristiano; pues satanás no se quedará tranquilo, viéndonos caminar hacia el cielo, sino que indudablemente nos perseguirá e intentará hacernos perder las bendiciones y aún si puede la Salvación. Mas, debemos ser fieles hasta el día de la muerte sin apartarnos de su doctrina, soportando las persecuciones y resistiendo a través de la Fe todos los ataques del enemigo, y como aquí lo promete, recibiremos "la vida eterna". Dios te bendiga.
 
 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

NADIE DETIENE A DIOS TUS SUEÑOS SE CUMPLIRÁN

Y habló el rey de Egipto a las parteras de las hebreas, una de las cuales se llamaba Sifra, y otra Fúa, y les dijo: Cuando asistáis a las hebreas en sus partos, y veáis el sexo, si es hijo, matadlo; y si es hija, entonces viva. Pero las parteras temieron a Dios, y no hicieron como les mandó el rey de Egipto, sino que preservaron la vida a los niños. Y el rey de Egipto hizo llamar a las parteras y les dijo: ¿Por qué habéis hecho esto, que habéis preservado la vida a los niños? Y las parteras respondieron a Faraón: Porque las mujeres hebreas no son como las egipcias; pues son robustas, y dan a luz antes que la partera venga a ellas. Y Dios hizo bien a las parteras; y el pueblo se multiplicó y se fortaleció en gran manera. Y por haber las parteras temido a Dios, él prosperó sus familias.
 
ÉXODO 1:15-21



Esta historia cuenta como el Faraón planificaba matar a todos los recién nacidos varones, en el tiempo en que Moisés nacería. EL corazón del Faraón había sido lleno de temor en contra del gran crecimiento que había tenido el pueblo hebreo. Esto lo hizo satanás para matar a Moisés antes de nacer, pues sabía que conforme a las promesas hechas por Dios a Abraham, había llegado el tiempo del fin de la esclavitud de la Nación Hebrea. Esta historia se repite cuando Herodes envía a asesinar a todos los recién nacidos varones en el tiempo del nacimiento del Señor Jesucristo, pero satanás nuevamente falló.

Cuando Dios tiene un plan nada puede detenerlo. Dios tiene el Poder para cumplir todo lo que se propone. En esta ocasión, aunque el enemigo había pretendido usar a las parteras para matar a todos los varones recién nacidos, Dios puso en el corazón de las parteras mayor temor hacia ÉL, que hacia el faraón. De esta forma entre todos los niños que fueron salvos, también estuvo Moisés, llamado por Dios para liberar a su Pueblo de la esclavitud.

Hermano, así como nada pudo parar el nacimiento de Moisés y el cumplimiento de los propósitos para los cuales había sido llamado por Dios, desde el vientre de su Madre; así nadie podrá impedir a Dios que cumpla el plan que tiene contigo.

Esas parteras fueron grandemente bendecidas por Dios, porque se dejaron usar por ÉL en favor del Pueblo Escogido, y no solo ellas, sino sus familias. Esto es una enseñanza para todos nosotros "TEME A DIOS ANTE QUE A LOS HOMBRES" y Dios no solo no te desamparará, sino que premiará tu Fidelidad, y tu familia también será bendecida por tu Fidelidad y Temor a Dios.

Este mensaje tiene hoy un doble propósito, en primer lugar que valores la importancia de temer mas a Dios, que a los hombres, sin importar cuán grande sea el poder de esos hombres en esta tierra; nunca será mayor que el de Dios.

En segundo lugar no importa lo que satanás intente hacer para detenerte, si tu amas a Dios y eres Fiel y Obediente a ÉL y te mantienes firme en la FE, podrá frenarte poniéndote tropiezos, por los cuales pagará ante Dios, pero nunca, nunca, nunca podrá detener el cumplimiento de los propósitos de Dios en tu vida.

No creas a nada, ni a nadie que quiere hacerte decaer en la FE, Mayor es el que está contigo, que los que están en contra. Qué esta historia de Moisés haya servido para fortalecer tu Fe.

LÉVANTATE Y ESFUÉRZATE, DIOS ESTA CONTIGO. LOS SUEÑOS QUE EL SEÑOR PUSO EN TU CORAZÓN SE CUMPLIRÁN, NADIE PODRÁ DETENERLOS.

La Paz del Señor llene tu corazón, tu hogar y tu familia. Dios te bendiga.


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

martes, 11 de junio de 2013

CRECER EN EL ESPIRITU PARA VENCER

Le dijo Simón Pedro: Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; mas me seguirás después. Le dijo Pedro: Señor, ¿por qué no te puedo seguir ahora? Mi vida pondré por ti. Jesús le respondió: ¿Tu vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces.
JUAN 13:36-38



Dijo el Señor Jesús a sus discípulos "Orad para que no entreís en tentación, el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil".

Simón Pedro, en su gran amor al Señor, sentía que era capaz de dar su vida por ÉL, porque ciertamente su espíritu estaba dispuesto a dar la vida por Cristo, mas Jesucristo, que conocía el corazón de Pedro, sabía que todavía no estaba preparado para hacerlo, pero que un día lo iba a seguir.

La carne de Pedro, es decir, los deseos y las debilidades de su cuerpo, aún lo dominaban; no había crecido espiritualmente lo suficiente como para que su espíritu gobierne a su carne.

Había además algo fundamental que todavía no había ocurrido en la vida de Pedro, ni de ninguno de los apóstoles, que era la venida del Espíritu Santo para morar en su corazón. Nadie que no esté lleno del Espíritu Santo podía ser capaz de dar su vida por Cristo.

Muchas veces, como Simón Pedro, nosotros creemos que estamos preparados para servirle al Señor en determinadas tareas, mas el apresuramiento hace, que como Simón Pedro, ante el primer ataque de satanás, retrocedamos y/o neguemos al Señor.

Si sentimos en nuestro corazón, de parte de Dios, que vamos a hacer alguna obra en su Nombre y para su Gloria, seguramente lo haremos; pero no tenemos que apresurarnos, sino prepararnos para ello en conocimiento de la Palabra, en oración, creciendo espiritualmente y fortaleciéndonos en Fe; para que cuando estemos listos, el Señor nos envíe y podamos cumplir con la misión que nos encomendó, sin que ningún obstáculo que satanás nos ponga en el camino pueda detenernos.

Los sueños que Dios nos dio, se cumplirán; solo tenemos que esperar el tiempo de ÉL; mientras tanto crezcamos en Fe, en Amor, en Obediencia a su Palabra, en llenura del Espíritu Santo, y en todos sus dones. Dios te bendiga.
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA

LA OBEDIENCIA ES MEJOR QUE LA SABIDURÍA

Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar.
1 REYES 4:29

Dios puede darte todo lo que le pidas, como lo hizo con el Rey Salomón. La petición del Rey Salomón fue desinteresada, porque la finalidad de la misma era en favor del pueblo, lo cual agradó a Dios tanto, que lo hizo grande en sabiduría y le añadió riquezas en abundancia.

Igualmente, Dios te escucha a ti cuando clamas a ÉL pidiendo para ti, o en favor de los demás. Dios está dispuesto a conceder todas las peticiones de tu corazón, siempre que estén de acuerdo con sus mandamientos y sus propósitos para contigo y aquellos, que son objeto de tus peticiones.

El Rey Salomón cometió un gran error, tenía mucha sabiduría, pero no obedeció a los consejos y mandatos del Dios Altísimo, en especial en lo que se refiere a no unirse con mujeres extranjeras, las que tenían otros dioses. De nada sirve toda la sabiduría del mundo, si no hay obediencia en nuestras vidas. Cuando se cae en pecado de desobediencia, lo cual es rebeldía, ni toda la sabiduría del planeta nos podrá librar de la caída espiritual que sobrevendrá, la cual suele impactar también en el área terrenal.

Dios ama profundamente a su Pueblo, pero es también un Dios Justo y no premiará la rebeldía, sino como dice en su Palabra, "La Justicia empieza por casa"; sí hermano, la Justicia comienza por nosotros. Y si es necesario también somos disciplinados, pues la Biblia también dice "El Padre al hijo que Ama lo disciplina". Como ya dijimos Dios nos ama y como cualquier Padre que ama a su Hijo, prefiere que suframos con una disciplina, pero que no perdamos el alma en el infierno. La finalidad de la disciplina es que podamos conservar la Salvación que se nos regaló.

Hermano amado cuando clamas a Dios no te olvides de pedir lo Espiritual y especialmente, pide que haga de ti, un Hijo Obediente. No es tan importante estar llenos de dones, los cuales son necesarios en la Obra Divina, si por no ser Obediente se pierde el alma. Recuerda, en la Obediencia esta la Bendición. No pierdas tu Salvación por nada de este mundo, ni fuera de él. Nunca lo olvides, por sobre todas las cosas, lo mas importante es tu alma y la de los demás.

LA OBEDIENCIA ES MEJOR QUE LA SABIDURÍA.
 
Dios te bendiga.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)
 
“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.
 
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA