Translate

sábado, 11 de mayo de 2013

SI DIOS ES TU PAPÁ, OBEDÉCELE CON AMOR

Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá.
                                                                                    SALMO 27:10


Dios los bendiga, amada Iglesia de Jesucristo, este versículo bíblico llega al corazón de todo ser humano que ha sufrido, o está sufriendo, la falta de algún afecto fundamental en su vida, como lo son los padres.
Qué importante es saber que no somos huérfanos, que aunque nos falte Papá o Mamá, hay un Dios que nos toma por hijos, si nosotros le aceptamos como Padre.
Aceptar a Dios como Padre implica dejarlo cumplir con las funciones que le corresponden a un Papá, entre las cuales podemos destacar, darnos el Amor que necesitamos, proveer para todas nuestras necesidades espirituales y materiales, ser guía y consejero de cada paso que damos; y por supuesto, si decimos que somos sus hijos, debemos obedecerle, escuchar todas sus enseñanzas, y demostrarle que nosotros también le amamos a través de nuestra obediencia y buscando su rostro en oración.
Hermano si usted se sentía solo, si en su corazón había un vacío que nadie podía llenar, si le faltaba el amor de sus padres, si no tenía quien le guíe y le aconseje en esta vida, si no tuvo quien le enseñara que hacer para vivir mejor; y ahora Jesucristo vino con su Amor a cubrir todas esas faltas que Usted tenía, no menosprecie su Amor.
Si decimos que amamos a Dios, que ÉL llenó nuestras vidas y que es lo mas importante que nos pasó, demostrémosle que es así, siendo obedientes a todas sus enseñanzas, no cuestionando ninguno de sus Mandamientos.

Quizás hasta ahora estaba acostumbrado a estar solo y a actuar según sus pensamientos, haciendo lo que mejor le parecía; pero ahora no está solo, tiene un Padre que le quiere guiar en todo, a quien debe escuchar y obedecer para que en todo lo que haga, le vaya bien.
Jesucristo nos dejó ejemplo de como ser un buen hijo; pues Dios dijo de Él: "Este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia"; pero ¿por qué Jesucristo era su Hijo amado, en quién se complacía el Padre? porque el Señor Jesucristo hacía todo lo que el Padre le mandaba y decía todo lo que había oído acerca de ÉL, estaba en oración todos los días para estar en la presencia de su Padre y su comunión era total porque no hacía nada que el Padre no le dijera, el corazón del Padre y el del Señor eran uno.
¿Cree Usted que es muy complicado seguir los pasos del Señor? seguramente que si Jesucristo dijo que haremos sus cosas y aún mayores entonces no debe ser imposible seguir sus pisadas. Creo que si estamos en comunión con el Padre a través de la oración y la obediencia podemos lograrlo. Solos, es imposible, pero como dice en Filipenses 4:13 "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece".
No descuidemos la oración, porque es en esos momentos cuando nos fortalecemos en las fuerzas de nuestro Dios; si nos falta la oración nos faltará poder para vencer el Yo Gigante que nos presenta batalla todos los días, a mas de las batallas que vienen de afuera.
No olvide hermano, el enemigo mas difícil de vencer es la vieja personalidad mundana que cada uno lleva dentro de sí, y que muchas veces parece que ya la hemos matado y de repente vuelve a aparecer algo de la vieja persona reflejada en alguna actitud, o en alguna decisión que tomamos; es hora de cortarle la cabeza a ese gigante que nos acosa como David hizo con Goliat, para que no vuelva cada tanto a traernos problemas y cortarnos bendiciones.
Que el Señor los bendiga grandemente mis amados y no olvide, si tomó a Dios por Padre, sea un hijo Obediente como Jesucristo.
           "EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.


MINISTROS PASTORES YOZZIA