Translate

domingo, 26 de mayo de 2013

REEDIFICA LA CASA DEL SEÑOR, AÚN PUEDES HACERLO

Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos. Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová.
HAGEO 1:7-8

 
Es muy importante meditar sobre nuestros caminos, para saber donde estamos parados, si en el Camino de Cristo, si en los caminos del mundo o con un pie en cada lado.
 
Cada uno de nosotros somos el Templo del Espíritu Santo, donde el Señor habita, pues ÉL no habita en templos hechos por manos humanas, sino en los que ÉL mismo construyó, que somos nosotros.
 
Ahora, así como antes les hable de que debemos meditar acerca del camino en que estamos parados, así también, es necesario observar en que condiciones está la casa del Señor, que como antes dije somos nosotros.
 
Para meditar acerca de nuestros caminos y de como está la Casa del Señor, es necesario hacerlo a la luz de la Palabra, la cual nos revelará la verdad.
 
Si nos damos cuenta que la casa del Señor ha sido derribada, porque nos hemos apartado de sus caminos, o hemos menguado en la FE, porque hemos dejado de vivir en Santidad o nos descuidamos en la oración y ya casi no congregamos; o como a veces sucede, vamos a la iglesia pero nuestro corazón y nuestros pensamientos están muy lejos de nuestro Señor; entonces es tiempo de poner por obra este versículo "Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa".
 
Suba al monte de la oración, pues ese es el lugar mas alto; cuando oramos subimos al cielo donde el Señor nos está esperando para hablar con nosotros; y desde allí traiga la madera espiritual con la cual podrá reedificar la casa del Señor, la madera es la FE, con la cual reconstruiremos lo que se había derribado.
 
No crea que ya es tarde para volverse a Dios, esa idea es del enemigo, si Ud. está leyendo este mensaje, es porque está vivo, y mientras hay vida, hay esperanza, dice la Palabra del Señor.
 
Si Ud. ha decidido reconstruir la casa del Señor, sepa que no está solo, tiene muchos hermanos en la Fe en el mundo entero dispuestos a respaldarlo en oración, y Dios mismo promete ayudarlo: "y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová" . Dios quiere glorificarse en su vida, manifestando su Poder y su Amor en Ud. No desprecie este ofrecimiento que el Señor dejó escrito en Su Palabra, haga suya esta promesa.
 
Dios solo le pide que se arrepienta y vuelva a empezar. Pida perdón a Dios y suba al monte de la oración, donde ÉL le está esperando.

JESUCRISTO LE AMA Y LA IGLESIA DE CRISTO TAMBIÉN. SI RECONOCE QUE NO ESTA VIVIENDO EN SANTIDAD COMO DIOS QUIERE, PÍDALE PERDÓN Y VUELVA A EMPEZAR.

Estamos dispuestos a orar por Ud. si así lo desea. Envíenos su pedido de oración por cualquiera de los medios que encontrará en esta página, o por chat a través de su Facebook. Dios lo bendiga.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA