Translate

sábado, 4 de mayo de 2013

¡PREPÁRATE!, ¡JESUCRISTO VUELVE PRONTO!

Y él fue por toda la región contigua al Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón de pecados, como está escrito en el libro de las palabras del profeta Isaías, que dice: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; Enderezad sus sendas.
                                                                                      LUCAS 3:3-4
 
Cuando Jesucristo iba a venir a esta tierra por primera vez, para redimir a su Pueblo y hacerlo libre de la esclavitud del pecado y de la muerte, hubo un hombre, Juan, el bautista, quien fue enviado a predicar la pronta venida del Señor y a preparar al pueblo para recibir sus enseñanzas.
 
Juan predicaba el bautismo de arrepentimiento; trataba de que el pueblo entendiese que era necesario arrepentirse de sus pecados, para así recibir al Salvador del mundo y ser parte de esa Salvación. Ya el profeta Isaías habló de Juan y de lo que tenía que hacer, que él vendría a preparar el camino del Señor, a enderezar las sendas.
 
Así también nosotros, hemos sido enviados a preparar el Camino del Señor, enseñándoles al pueblo a arrepentirse y a enderezar sus sendas para poder ser partícipes de la Salvación y no quedarse cuando Jesucristo venga y desde las nubes levante a su pueblo, pues todas las señales que nos da la Biblia están cumplidas, por tanto este momento está muy cerca; aunque el día y la hora solo el Padre Celestial lo conoce.

Cada uno que se convierte tiene el deber de predicar la Palabra a otros, y los que hemos tenido la bendición de conocer la Verdad, tenemos el deber de enseñarla a los otros para que ellos también tengan la oportunidad de ser salvos.
Hoy estamos en los últimos tiempos de los que habla la Biblia, en los cuales el engaño y la apostasía están expandiéndose rápidamente dentro de la iglesia, para confusión y perdición de los que escuchan y obedecen a los engañadores, que con suaves lisonjas, palabras bonitas y agradables a la carne, anuncian que todo está bien, que la Salvación ya la tenés y que no se puede perder. Enseñan que Dios es tan bueno que permite que hagas de tu vida lo que quieras, que vivas libertinamente, total igual te vas a salvar. También enseñan que la sana doctrina es religiosidad y/o legalismo, disfrazando la verdad como algo pasado de moda, de otro siglo y que ya no tiene vigencia.
 
Hermano amado, no sea ignorante de la Palabra de Dios, todo lo que en ella está escrito tiene cumplimiento y no se modifica con los avances de la ciencia ni con el correr de los siglos; al igual que JESUCRISTO NO CAMBIA, pues ÉL es el mismo ayer, hoy y siempre.
 
Seamos obedientes, vivamos una vida de Santidad, apartada de todo mal y por sobre todas las cosas no se descuide en la oración y el ayuno pues los que sean llenos del Espíritu Santo son los únicos que entrarán a las Bodas del Cordero.


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 
Y, Amada Iglesia de Jesucristo, mantente firme en la Fe, no te muevas de la Verdad, vive en Santidad y en Comunión con el Espíritu Santo, que pronto el Señor Jesucristo nos viene a buscar. Paz amados.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9):
"Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia".


Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.
 



MINISTROS PASTORES YOZZIA