Translate

jueves, 30 de mayo de 2013

PREDICA Y VIVE LA VERDAD, ESCAPA DEL INFIERNO

Destrucción viene; y buscarán la paz, y no la habrá. Quebrantamiento vendrá sobre quebrantamiento, y habrá rumor sobre rumor; y buscarán respuesta del profeta, mas la ley se alejará del sacerdote, y de los ancianos el consejo.
EZEQUIEL 7:25-26



Muchas veces hemos escuchado la frase "no hay nada nuevo bajo el sol", ciertamente así es, lo mismo que ocurrió antes, ocurre ahora (Eclesiastés 1:9-11). Así como ocurría en los tiempos del profeta Ezequiel, hoy también hay pueblo rebelde, a quienes les acontece esta palabra, y lo que es peor, esta situación se agrava a medida que se acerca el fin de la Gracia, pues la gran señal de los últimos tiempos es el "engaño", juntamente con la apostasía.

En estos tiempos, la Palabra de Dios está siendo contaminada en gran manera. Las enseñanzas que actualmente se están impartiendo en las escuelas pastorales están basadas en interpretación de hombres y no en la Revelación del Espíritu Santo, donde la Palabra está siendo viciada con mentiras, confusión y engaños sutiles, en los que caen los simples, desconocedores de la verdad, vacíos del Espíritu Santo y cargados de concupiscencias, a quienes no les interesa escuchar la verdad, sino que lo que sus oídos desean oír, es que Dios aprueba los deseos de su carne.

Se acercan tiempos en los que habrá llanto, sufrimiento y gran destrucción para los rebeldes a la Palabra de Dios, los cuales se quedarán y pagarán el precio de su soberbia y orgullo.

Buscarán respuesta en esos tiempos y no la hallarán, porque los verdaderos Siervos de Dios estaremos en el reposo de nuestro Señor, y acá solo habrán quedado los sacerdotes y profetas rebeldes y mentirosos, en los cuales no habrá Palabra de Dios, ni consejo sabio, porque nunca predicaron la verdad, sino que estaban cargados de mentira y engaño.

Dice la Biblia que Dios envía un espíritu de mentira para aquellos que no creyeron a la verdad, y todos los rebeldes e incrédulos caerán en él.

Hoy, aquellos que verdaderamente amamos a las almas que se están perdiendo, debemos predicar la verdad; y a la verdad, en un tiempo como este, de tanto engaño, satanás la presenta como legalismo y locura. Hermanos, no somos legalistas; ¡somos cristianos! y si amar y predicar la verdad, es locura, entonces sí estamos locos.

Busca el rostro de Dios de todo corazón, predica la verdad; paga el precio de ser un verdadero cristiano, que es mejor que irse al infierno por mentiroso y asesino de almas.

Dios nos ama, amémosle nosotros también cuidando a sus pequeños como ÉL nos mandó en Juan 21:15-17
15Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos. 16Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 17Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.
 
"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 
 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA