Translate

miércoles, 15 de mayo de 2013

"PREDICA LA VERDAD Y SALVA TU ALMA"

Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.

                                                                                             TITO 2:1


Este sano consejo le daba el Apóstol Pablo a Tito, uno de sus discípulos; en un tiempo donde había muchos predicadores contumaces, engañadores, habladores de vanidades, que enseñaban por ganancia deshonesta lo que no conviene y trastornaban casas enteras.

Hoy, mis amados hermanos, ocurre igual que en aquellos tiempos, estamos llenos de predicadores que hablan mas de las vanidades de este mundo, que de la Palabra pura que está en la Biblia. Otros, son contumaces, que lo único que quieren es contender acerca de la Palabra para sentirse así seres superiores, casi como si fuesen Cristo.

Por otra parte, están también los engañadores, que solo quieren obtener gloria personal o ganancia deshonesta, pues predican mentiras con tal de lograr sus objetivos, sin importarle las consecuencias que traerán a las almas, trastornando familias enteras, pues, al mal aprender la Palabra, hacen todo lo que no les conviene y padecen terribles consecuencias por esto.

Siervos de Jesucristo, como hijos amados, debemos predicar la sana doctrina sin importarnos las consecuencias, pues lo que tenemos por seguro, es que diciendo la verdad, libraremos nuestras almas del infierno y las de aquellos que nos escuchen.

Debemos tener mucho cuidado porque satanás está detrás de las cabezas, si la cabeza que somos los siervos se enferma, por las mentiras y los engaños, todo el cuerpo, que es la congregación, también se enfermará, y toda enfermedad sino es sanada, finalmente lleva a muerte.

Predicar la Verdad sin duda nos traerá dificultades en esta vida, porque satanás está para ponernos tropiezo, y usará a los ignorantes, a los soberbios y a los que aman el dinero para hacerlo. Sin embargo, predicar la verdad es lo único que nos llevará a Salvación.

Somos responsables de las ovejas que el Señor nos pone a cargo, Dios nos envió a apacentarlas, cuidarlas y a alimentarlas con la verdad, pues sino lo hacemos, nosotros pagaremos por cada alma que se pierda por no haberles predicado la verdad. Mas, si hablamos la verdad y ellas no nos escuchan, ellas pagarán por si mismas y nosotros habremos librado nuestras almas del infierno; y si nos escucharen, las ovejas y nosotros seremos libres de la perdición eterna.

Mis amados hermanos, que podamos todos siempre predicar la sana doctrina como verdaderos discípulos de Cristo, para que un día podamos llegar a la presencia del Señor y decirle: "Siervos inútiles somos, porque lo que debíamos hacer, eso hicimos".

Que el Señor los colme de bendiciones Iglesia preciosa y hermosos siervos de Cristo.


"EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA