Translate

viernes, 24 de mayo de 2013

"PREDICA LA SANA DOCTRINA"

Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina.

TITO 2:1



Este sabio consejo es el que le daba el Apóstol Pablo a Tito, un siervo de Jesucristo a otro siervo del Señor.
 
Hermanos amados, el mensaje que nosotros debemos llevar a la iglesia es aquel que esta de acuerdo con la sana doctrina. Muchas veces se nos critica a los siervos cuando predicamos en otro lugar que no es la iglesia donde nos puso el Señor, diciendo que no debemos predicar doctrina. Sin embargo cuando hablan esto, no están entendiendo que toda la Palabra de Dios es doctrina.
 
Doctrina: lo que es objeto de enseñanza.
 
Si la doctrina significa lo que es objeto de enseñanza, entiendo que toda la Palabra de Dios es objeto de enseñanza, pues se nos ha enviado a predicar, a enseñar el Evangelio a toda criatura, para que el que crea y obedezca sea salvo; por tanto, sin doctrina no hay Salvación, pues no hay conocimiento de la Verdad.
 
La Palabra dice que debemos crecer para Salvación, y para crecer es necesario alimentarse de la Palabra de Verdad, que es la Doctrina cristiana, el fundamento que nos dejaron Jesucristo y los apóstoles sobre los cuales basamos la Fe en que creemos y predicamos.
 
Quizás Usted se preguntará ¿cuál es la sana doctrina?. La sana doctrina es la verdad que está escrita en la Biblia; es sana porque nos libera de la condenación y nos lleva a vida eterna. Todo lo que se le añade o se le quita a la Palabra escrita en la Biblia, que es la Palabra inspirada por Dios, es lo que contamina la sana doctrina cristiana, convirtiéndola en leche adulterada que ya no alimenta, sino que envenena, y en este caso no el cuerpo sino el alma, veneno que puede llevar a la perdición del alma.
 
Iglesia amada de Jesucristo, prediquemos la Palabra tal cual está escrita sin añadir ni quitar, prediquemos guiados por el Espíritu Santo, el cual nos guía a toda verdad, prediquemos palabra llena del espíritu, no palabra hueca, vacía; que no nos guíe la sabiduría humana, sino la del espíritu de Dios, en la cual no hay error; prediquemos a Jesucristo y su doctrina tal cual esta en la Biblia.
 
No importa lo que hagan los otros, es bíblico el engaño, es bíblica la apostasía, es bíblico el ecumenismo; pero nosotros como dijo el mandato del Apóstol Pablo a Tito, prediquemos lo que está de acuerdo con la sana doctrina; si por lo menos un alma nos escucha y es rescatada de las tinieblas nuestra labor habrá valido la pena.

IGLESIA DE JESUCRISTO, PREDICANDO LA SANA DOCTRINA SALVAREMOS NUESTRA ALMA Y LA DE LOS QUE NOS ESCUCHEN.

EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA
 

 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA