Translate

sábado, 25 de mayo de 2013

PERMANECE EN SU PALABRA Y LA VERDAD TE HARÁ LIBRE

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. 

JUAN 8:31-32



Muchos cristianos se aferran a la Palabra de que algunos ya estamos predestinados para salvación y otros predestinados para perdición, y en esto basan su enseñanza errónea de que somos, muchos, "SALVOS SIEMPRE SALVOS"; sin embargo La Santa Palabra de Dios, en muchísimo lugares, nos aclara que LA SALVACIÓN ES UN REGALO QUE DEBEMOS CUIDAR (Hebreos 2:3), pues sino, LA PODEMOS PERDER. Por ejemplo, la Biblia dice que nuestro Padre Celestial puede borrar nuestros nombres del libro de la vida (Apocalipsis 3:5 y 22:19); por lo tanto, si nos puede borrar, es porque estuvimos escritos antes; además nos aclara que debemos conducirnos con temor y temblor durante todo el tiempo de nuestro peregrinaje aquí en esta tierra (1 Pedro 1:17) .
Este versículo nos revela porque muchos siguen VIVIENDO EN LA MENTIRA, como esta que expusimos aquí (una de las peores) que lleva a muerte, ya que ellos, si bien hubieron conocido o aceptado, al menos de labios, a Cristo como Señor y Salvador (como los judíos de este versículo que habían creído), NO HAN PERMANECIDO EN SU PALABRA, por lo tanto NO PUEDEN CONOCER LA VERDAD, y consecuentemente, NO PUEDEN IR CON ÉL, con nuestro Señor Jesucristo, cuando venga a buscar a SU IGLESIA. Y esto claramente es entendible, pues Jesucristo dijo: "vendré y os tomare a mi mismo"; así que debemos permanecer en ÉL, permaneciendo en Su Palabra, para que ÉL permanezca en nosotros, y de esta manera ser arrebatados en el gran día (EL ARREBATAMIENTO DE LA IGLESIA)
Ahora, aquí en esta Palabra, nuestro Padre nos declara como CONOCER LA VERDAD, nos dice: "Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres." Quien conoce la Palabra de Dios no es quien conoce la verdad; sino que, quien PERMANECE EN LA PALABRA DE DIOS es quien CONOCE LA VERDAD, realmente.
Es por esto que muchos están atados a esta ("salvo siempre salvo") y otras muchas mentiras, y no pueden salir, pues son esclavos de ellas, por no haber permanecido en Su Palabra, que los haría conocer realmente la verdad y ser verdaderamente libres.
Muchos se escudan detrás de títulos y estudios para defender estas mentiras (y menospreciar a los que las refutamos); sin embargo, LA PALABRA DICE NO YO, al no permanecer en Su Palabra no le están obedeciendo a Dios, y por lo tanto NO PUEDEN TENER EL ESPÍRITU SANTO (Hechos 5:32), el cual es imprescindible para comprender Las Sagradas Escrituras.
Amada Iglesia de Jesucristo, PERMANEZCAMOS EN LA SANTA PALABRA DE DIOS, para que así NO CAIGAMOS EN EL ENGAÑO, ENGAÑANDO Y SIENDO ENGAÑADOS. Obedezcamos en todo a la Santa Palabra de Dios para QUE EL ESPÍRITU SANTO NO SE APARTE DE NOSOTROS (Efesios 4:30 y 1 Tesalonicenses 5:19), pues, SIN EL ESPÍRITU SANTO NO CONCEREMOS LA VERDAD, Y NO ALCANZAREMOS LA SALVACIÓN.
 
No le niegue nada a Cristo, para que ÉL no le niegue delante del Padre.
 
 
EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR, QUE OIGA.


 
 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)


“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA