Translate

martes, 7 de mayo de 2013

JESUCRISTO VIVE EN EL CORAZÓN DE SU PUEBLO


Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos.
HEBREOS 8:10-11
Estos tiempos ya se han cumplido y nosotros somos una de las generaciones que llevamos a Jesucristo dentro nuestro. En el momento en que el Espíritu Santo desciende a esta tierra para morar en el corazón de los que amamos al Señor, luego de la ascensión de Jesucristo resucitado, se cumple esta Palabra profética que fue dicha por el profeta Isaías, aproximadamente 500 años antes del nacimiento del Señor Jesucristo.

Hermanos amados, el que verdaderamente tiene a Jesucristo dentro de sí, conoce al Señor; y todos podemos ser partícipes de esta bendición si verdaderamente la anhelamos y la buscamos de todo corazón, es mas, es requisito fundamental tener el Espíritu Santo para entrar en el Reino de los cielos.

Hermanos amados, cuando el Señor mora dentro nuestro, aunque no hayamos leído la Palabra respecto a determinados temas, ya sabemos si es malo o no, porque el Espíritu de Dios que está dentro nuestro nos enseña y encamina hacia la verdad; como dice el Señor, sus leyes están escritas en nuestro corazón y en nuestra mente.

El que ama al Señor no tiene problemas en cumplir con todas las leyes y mandamientos de Dios, pues están dentro nuestro y aquellos que vivimos en el Espíritu disfrutamos y nos gozamos cuando hacemos lo que Dios manda y vivimos conforme a su Voluntad.

Cuando nos despojamos de toda rebeldía, que es soberbia, de nuestro corazón, aceptamos todo lo que el Señor nos pide con Amor y alegría y realmente no nos importa lo que piense la sociedad, pues el que ama a Dios, solo pretende agradarle a ÉL y ha muerto a todos sus deseos carnales, incluyendo a la vanagloria de la carne, que le gusta ser alagada y alabada. El cristiano soporta toda crítica y menosprecio por causa de la Palabra de Dios, pues la Palabra nos enseña que somos Bienaventurados cuando nos critiquen y vituperen por causa de la Palabra de Dios.

Si nosotros llevamos incorporada dentro de nuestro corazón las leyes y los Mandamientos de Dios, de tal manera que las cumplimos con todo gozo y amor, entonces somos Pueblo de Dios y ÉL es verdaderamente nuestro Dios.

Aquellos que hacen su propia voluntad tienen otro dios y otra biblia.

EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA

El Señor fortalezca a su Amada Iglesia, que nuestro Señor Jesucristo bendiga y guarde a su Preciada Iglesia. Paz a los amados de Dios.
 


Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9):

"Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia".
Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA