Translate

lunes, 20 de mayo de 2013

EL QUE AMA A DIOS GUARDA SUS MANDAMIENTOS

Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

1 JUAN 2:3-6



Hermanos amados, la Palabra es muy clara y no necesita demasiadas explicaciones; nadie que diga conocer a Dios puede negar sus Mandamientos, y no cumplirlos es una forma de negarlos.

La Palabra dice que somos mentirosos, si decimos que conocemos a Dios y no guardamos sus mandamientos, esto nos enseña entonces que solo los que Obedecemos los Mandamientos de Dios, somos los que llegamos a conocerle; pues ÉL no se manifiesta a los rebeldes, y desobedientes; pues como dice su Santa Palabra; Dios solo da su Espíritu Santo a los que le Obedecen, y nadie que no tenga el Espíritu Santo puede conocer a Dios.

El que dice conocer a Dios y no guarda sus Mandamientos, dice la Palabra que es un mentiroso; ciertamente de estos está llena la tierra, pues hay muchos que profesan conocer a Dios, pero con sus hechos lo niegan, muy lejos están de obedecer al Altísimo aunque de labios le honren. La tierra está cubierta de mentirosos que dicen ser cristianos, pero sus hechos contradicen la Voluntad y los Mandamientos de nuestro Padre Celestial, los tales como dice la Palabra, no tienen la Verdad en ellos.

El Amor de Dios se perfecciona en aquellos que guardan su Palabra, porque la Obediencia es la demostración del Amor; quien ama a Dios no le niega absolutamente nada. Si Usted en su corazón dice: "yo estoy dispuesta/o a cambiar todo por Dios menos esto, esto no lo voy a dejar"; entonces verdaderamente su dios es eso que no quiere dejar (sea un vicio, una costumbre, una moda, etc.) y todavía no se ha enamorado completamente de Dios, pues el verdadero Amor a Dios se manifiesta en una Obediencia Incondicional como nos dejó ejemplo el Señor Jesucristo, quien amó a su Padre Celestial y le Obedeció en todo.

Finalmente la Palabra de Dios nos enseña que el que dice que permanece en ÉL, debe andar como ÉL anduvo. Hermanos amados si permanecemos en Jesucristo debemos demostrarlo andando como anduvo nuestro Señor y Salvador cuando habitó esta tierra.

No olvide que solo los que estemos llenos del Espíritu Santo, esto es del mismo Señor Jesucristo y Dios, pues los tres son uno; somos los que entraremos a las Bodas del Cordero. Hermano amado, llénese del Espíritu Santo mediante la Oración y la Santificación, vístase de buenas obras de Obediencia y Fe; para asegurarse la entrada a las Bodas y ser parte de la Novia amada, que es la Iglesia de Jesucristo; pura, santificada, sin mancha, llena del Amor de Dios.

Recuerde que la Biblia dice en 1 Corintios 13, que todo se acabará; las profecías, la ciencia; pero que el Amor de Dios permanece para siempre. Si no tenemos Amor de Dios en nuestros corazones no entraremos en su Reino. Y como leímos antes el Amor se demuestra con Obediencia a sus Mandamientos.

SI AMAS A DIOS, OBEDECE A SUS MANDAMIENTOS, ASÍ SE DEMUESTRA EL VERDADERO AMOR IGLESIA DE JESUCRISTO.


"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 
 

Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA