Translate

martes, 21 de mayo de 2013

EL AMOR NO HACE MAL AL PRÓJIMO

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

ROMANOS 13:8-10




El autor de la carta a los romanos, guiado por el Espíritu Santo, hace una excelente síntesis de lo que es el Amor, "El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor"; y lo que es mas maravilloso, nos enseña la forma de cumplir con toda la ley Divina.

Amar, es no hacer mal al otro. Cuando realmente el amor de Dios habita en nuestro corazón, amados hermanos, automáticamente cumplimos con toda la Ley, porque lejos está de un cristiano lleno de Amor hacer mal a nadie, ni siquiera a su enemigo.

El que ama, no roba, no mata, no adultera, no miente, no murmura maliciosamente, no levanta falsos testimonios, no se asocia a los que mal hacen ni con el pensamiento; no incita en ninguna forma a pecar a otro hombre, no es causa de tentación. El que ama piensa en bien hacer y tiene misericordia del que peca o se equivoca.

Dice la Palabra de Dios, "Con misericordia y verdad se corrige el pecado", la Verdad, aunque muchas veces resulta dolorosa, es imprescindible para corregir a los que pecan, pues si no les enseñamos a diferenciar a nuestros hermanos entre el bien y el mal, los que somos servidores de Cristo, no estaríamos cumpliendo con nuestra labor.

Amar, hermanos amados, es decir siempre la Verdad; y sepa que muchas veces se van a enojar con Ud. cuando la diga, porque nadie quiere dejar de hacer lo que le gusta.

Muchos cuestionan la Ley de Dios y algunos la desechan por ser del Antiguo Testamento, declarando que ya no vivimos bajo la ley, sino bajo la Gracia; esto es falta de entendimiento, pues la Palabra de Dios nunca desecha la ley, pues algo que proviene de Dios no puede ser malo, ni de desechar.

La Gracia nos ha librado de la Ley Pecado-Muerte, siempre que cumplamos con la Ley del Amor, y la Ley del Amor dice: "Que el Amor cumple con toda la ley". ¿Entendió hermano?, el que ama a Dios, siempre cumple con la ley, porque la ley se hizo con la finalidad de no hacer mal al prójimo. El que tiene Amor de Dios en su corazón, no se niega a cumplir con la Ley, sino por el contrario ama la Ley, pues proviene del Altísimo, y todo lo que ÉL hizo, para nuestro bien lo hizo. El Apóstol Pablo dijo que la Ley era buena, solo que imperfecta, porque no podía dar vida; así que Jesucristo no vino para anular la ley, sino para cumplir con toda la ley, incluso pagó con su sangre el precio por nuestros pecados, para librarnos de la condena que estaba sobre nosotros, y para darnos Vida, que es lo que la ley no pudo hacer.

Sea Sabio, no deseche lo que de Dios viene porque a su carne le convenga. Nuestro cuerpo tiene un final, el ALMA es la que nos tiene que preocupar, o mas bien, ocupar; piense mas en ELLA, que en darle a su carne placeres que llevarán su alma a perdición.

JESUCRISTO NOS AMA, DEMOSTRÉMOSLE NUESTRO AMOR AMANDO A NUESTRO HERMANO, CUMPLIENDO CON TODA LA DOCTRINA CRISTIANA, NO OLVIDE QUE EL AMOR NO HACE MAL AL PRÓJIMO Y CUMPLE CON TODA LA LEY.

                                         EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

 “Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

 Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA