Translate

viernes, 17 de mayo de 2013

"¡CUIDADO! QUE EL VINO NO TE HAGA PERDER EL DISCERNIMIENTO"

Y Jehová habló a Aarón, diciendo: Tú, y tus hijos contigo, no beberéis vino ni sidra cuando entréis en el tabernáculo de reunión, para que no muráis; estatuto perpetuo será para vuestras generaciones, para poder discernir entre lo santo y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio, y para enseñar a los hijos de Israel todos los estatutos que Jehová les ha dicho por medio de Moisés.

LEVÍTICO 10:8-11



Este es otro tema bastante controvertido entre los pastores, sin embargo la Palabra de Dios en muchas ocasiones es muy clara acerca de que es, lo que Dios quiere que hagamos sus siervos respecto de las bebidas alcohólicas y porque.

Aarón fue el primer sacerdote ungido de los levitas, que era la tribu escogida para el servicio en la obra de Dios, y tanto a él como a sus hijos, que también eran sacerdotes, nuestro Dios le ordena que no beban vino cuando entraran en el tabernáculo de reunión para que no mueran y para que puedan discernir entre lo santo y lo profano, entre lo limpio y lo inmundo y para enseñar al pueblo todo lo que Dios le mandaba.


Entrar al tabernáculo de reunión significaba entrar a la Presencia de Dios y al lugar donde el pueblo era ministrado y enseñado acerca de la voluntad de Dios, y es Dios mismo quien ordena a sus sacerdotes que en estas ocasiones no debían beber vino ni sidra, para que no pierdan el discernimiento entre el bien y el mal. Entonces es fácil concluir que quien bebe bebidas alcohólicas pierde la plenitud de discernimiento para juzgar con justicia y enseñar con sabiduría y entendimiento. La Palabra de Dios dice en Oseas 4:11, "Fornicación, vino y mosto quitan el juicio" y sin olvidar los consejos dados por la madre del Rey Lemuel a su hijo que era rey en Proverbios 31:1-9; o los votos que debían hacer los nazareos que eran los que se consagraban por completo a Dios, Números 6:1-3 "1Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2Habla a los hijos de Israel y diles: El hombre o la mujer que se apartare haciendo voto de nazareo, para dedicarse a Jehová, 3se abstendrá de vino y de sidra; no beberá vinagre de vino, ni vinagre de sidra, ni beberá ningún licor de uvas,". Y además de todo esto le dice a Aarón y sus hijos, que la orden de no beber vino ni sidra en esas ocasiones, sería estatuto perpetuo para ellos.

Ahora Siervos y hermanos amados, los que estamos al servicio del Señor ¿no debemos permanecer las 24 horas en comunión con nuestro Dios, listos para servirle en todo tiempo cuando ÉL lo requiera?. Además estamos a disposición de que en cualquier momento (mas que estamos en la era de las comunicaciones) algún alma pueda necesitar un consejo de parte de Dios y tenemos que estar en pleno entendimiento y discernimiento para ayudarlo con la sabiduría espiritual y la Presencia del Espíritu Santo en nosotros. Prestemos atención y sepamos discernir lo que dice en Efesios 5:15-18 "15Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. 18No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,"

Somos libres para decidir acerca de este tema respecto de nuestras propias vidas, pero seamos sabios en lo que hagamos y enseñemos a los demás, no sea, como dice la Palabra de Dios, que nos estemos condenando en aquello que aprobamos, que no tengamos que padecer las terribles consecuencias que pueden ocasionar nuestros errores en aquellos a quienes les enseñamos.

12Mas vosotros disteis de beber vino a los nazareos, y a los profetas mandasteis diciendo: No profeticéis". Amos 2:12

Iglesia amada de Jesucristo no escribimos esto para contender con nadie como decía el Apóstol Pablo no es esta nuestra costumbre, cada uno sea responsable de lo que hace; y el que lee Entienda.

"EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"


 
Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA