Translate

martes, 21 de mayo de 2013

BIENAVENTURADOS LOS QUE PADECEMOS POR CAUSA DE CRISTO

Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.
1 PEDRO 4:12-14



Cuando conocemos la Palabra de Dios, una de las cosas que aprendemos es que padecer por causa de Cristo no es algo extraño, si no por el contrario es algo que ocurre normalmente en la vida del cristiano y que no debe traernos tristeza, sino que nos debemos gozar por ello, porque como dice la Santa Palabra de Dios, esto significa que el poderoso Espíritu de Dios reposa sobre nosotros.

Hermanos amados, si están padeciendo el fuego de la prueba, no se sorprendan, sino gócense, ya que nuestro Señor Jesucristo también sufrió padecimientos por Amor a nosotros y por decir la Verdad.

Como dice en el Evangelio de Juan en el capítulo 3 versículo 19:, "la luz vino al mundo, pero los hombres amaron mas las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas", el que habita en las tinieblas, sus obras hace, y no quiere que haya luz para que sus malas obras no sean vistas.

Iglesia de Jesucristo, la Verdad debe estar siempre en la boca de los hijos de Dios, pues su Santa Palabra es la Verdad, aunque por predicarla tengamos que sufrir el menosprecio del mundo y de aquellos que todavía son carnales y no pueden comprender lo espiritual. Bienaventurados somos si padecemos por decir la Verdad. "Compra la Verdad y no la vendas", bajo ninguna circunstancia debemos vender la Verdad, quien hace eso su alma está vendiendo a las tinieblas.

Es preferible soportar los vituperios de los hombres y toda clase de padecimientos por causa de Cristo y del Evangelio, que perder nuestra alma por pretender quedar bien con el mundo; recuerden mis hermanos que: "La amistad con el mundo es enemistad con Dios"; hermanos, quien quiere ser amigo del mundo se constituye automáticamente en enemigo de Dios. O somos de Cristo (calientes) o somos del mundo (fríos), porque a los tibios, Dios los vomitará de su boca.

Poderoso es el que nos llamó para protegernos mientras estemos cumpliendo con sus propósitos en esta tierra. Nada puede ocurrir a los hijos de Dios, que el Señor no lo permita. No temamos, pues el Poderoso Gigante está de nuestro lado y los padecimientos son parte de nuestra bendición.

Cuanto mas nos acercamos a Cristo y a la Verdad mas persecuciones sufriremos por esta causa, pero no debemos olvidar lo que esta Palabra nos ha enseñado hoy, que lejos de entristecernos, debemos estar gozosos por sufrir afrentas por causa de la Cristo y del Evangelio. ¡Aleluya!

SI AMAS A CRISTO, GÓZATE CADA VEZ QUE PADEZCAS POR AMOR A ÉL, ESTO, ES BENDICIÓN DE DIOS.
PAZ A LA AMADA IGLESIA DE JESUCRISTO, FIEL Y VERDADERA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

 “Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

 Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA