Translate

miércoles, 29 de mayo de 2013

ALIMÉNTATE CON LA VERDAD Y SÉ SALVO

Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones, desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, si es que habéis gustado la benignidad del Señor
 
1 PEDRO 2:1-3


Dios nos recibe como llegamos, pero no quiere que permanezcamos así. Desea que se produzcan cambios en nuestro interior, que se manifiesten en nuestro exterior, como prueba de que realmente nos hemos arrepentido de nuestra pasada y vana manera de vivir y que hemos dejado de ser personas naturales, para convertirnos en persona espirituales.

Podemos leer en el primer versículo, que Dios nos pide que desechemos ciertas cosas de dentro nuestro, como lo son: la malicia, el engaño, la envidia y la hipocresía. Si no sacamos de dentro nuestro lo malo, no puede entrar lo bueno, por tanto no puede haber cambio; pues debemos entender definitivamente que lo malo y lo bueno no pueden convivir dentro nuestro; es necesario que salga lo primero para que entre lo segundo. Si no desechamos los deseos y los pensamientos pecaminosos, no puede producirse una conversión verdadera en nuestras vidas; pues como dijo nuestro Señor Jesús, lo que contamina al hombre es lo que sale de dentro de su corazón.

Una vez que hemos comprendido, que es importante limpiar nuestro corazón de toda inmundicia, es necesario también entender que debemos alimentarnos con la Verdad, que es la Palabra de Dios, y sin adulterar; porque así como la leche contaminada puede matar el cuerpo, así también la Palabra de Dios adulterada puede matar el alma.

El Apóstol Pedro aconseja que deseemos ser alimentados con la Verdad mas pura, sin agregar, ni quitar; y la Verdad revelada por el Espíritu Santo y no interpretada por la mente del hombre. Muchas veces, la Verdad trae dolor a nuestras vidas, sin embargo, es Vida y medicina para el alma.

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón"  Hebreos 4:12
 
Aunque la Palabra de Dios nos duela; la Verdad sin adulterar es la que nos ayuda a crecer para Salvación. Sin la Verdad, que es la leche espiritual, no hay crecimiento para Salvación. Como un niño sin leche materna no crece y está próximo a morir; así hermanos, quien desprecia la Verdad y no la ama, no solo no crece, sino que se aproxima a la muerte de su alma.


COMPRA LA VERDAD Y NO LA VENDAS, ES ALIMENTO PARA SALVACIÓN DE TU ALMA.
EL QUE TENGA OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA.



Si quieres ser Hijo de Dios es necesario hacer la siguiente confesión de FE (Romanos 10:9)

“Señor Jesucristo te recibo como único Señor y Salvador de mi vida; perdona mis pecados y ayúdame a seguirte todos los días de mi vida junto con mi familia”.

Si ya lo hiciste, te bendecimos y bienvenido a la familia de Dios. Contáctanos y te diremos que hacer a continuación.



MINISTROS PASTORES YOZZIA