Translate

lunes, 29 de abril de 2013

SI AMAS A TU HIJO, CORRÍGELO TÚ

El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.
PROVERBIOS 13:24


Si Dios lo dice en su Palabra, así es. Si realmente amamos a nuestros hijos debemos demostrarlo corrigiéndolos desde pequeños, para que cuando sean adultos sepan que Camino tomar haciendo lo bueno, lo que a Dios le agrada, y desechando todo lo malo.
 
Hermanos, si no corregimos a nuestros hijos le estamos faltando a Dios, porque desobedecemos a su Palabra y la estamos menospreciando, porque la Biblia dice que el joven por naturaleza, si lo dejamos, solo va a escoger lo malo.

Amar es procurar lo mejor para el ser amado y lo mejor para nuestra descendencia es encaminarla en las enseñanzas de nuestro Salvador, que conozcan desde pequeños que tienen un alma que salvar y un Dios que dio la vida por ellos.
Mis hermanos, si nuestros hijos aprenden desde pequeños a vivir como cristianos no les va a costar, porque será algo natural para ellos el ser respetuosos, ir a la iglesia, ser honestos, dadivosos, vestir como a Dios le agrada sin provocar ni tentar a nadie a que peque ni siquiera con el pensamiento, ser amables, prestar atención al necesitado, incluso predicar la Palabra, levantar al caído y todo lo que es del agrado de Dios como un buen cristiano.

Muchas veces creemos, que dándole todos los gustos a nuestros hijos, nos van a amar mas; no es así, pues los niños mismos cuando van creciendo AGRADECEN LA CORRECCIÓN Y AMAN A LOS QUE LOS CORRIGEN porque entienden que gracias a ellos se salvaron de cometer graves errores que cuando son adultos pagan terribles precios y aún les puede costar la vida.
Hermana, usted como cristiana y responsable de la educación de sus hijos delante de Dios, no debe ignorar la Palabra y hacer las cosas a su manera, como a Usted le parece, porque va a fracasar y cuando los hijos crecen sin el conocimiento de Dios, sin límites, sin rectitud y sin Amor dan grandes dolores de cabeza a sus padres.

Si Usted no le enseña a sus hijos a no traspasar los límites tampoco querrán ellos que nadie los limite y tendrán primero problemas en la escuela y cuando fueren adultos en su trabajo y lo que es mas grave un niño sin límites se vuelve rebelde y cuando crece toma el peor de los caminos, la droga, el alcohol, la prostitución y aún la delincuencia, sufriendo las consecuencias lógicas como lo son la cárcel, el sida, los divorcios y aún lo mas terrible que es morir sin Cristo.
Enséñele los límites desde pequeño Usted, no espere que crezca y sea la policía y los jueces los que los corrijan y le marquen los límites.

Si su hijo es el que gobierna su casa porque Usted hace lo que el quiere, indudablemente toda su casa caerá y su hijo irá por camino de perdición, ya que no es ese el orden que Dios dispuso.
Y si Usted permite que le falte el respeto a Usted mamá, papá u a otras personas, está acortando los días de vida de su hijo porque la Biblia dice "Honra a tu Padre y a tu Madre y largura de días tendrás"; este es un Mandamiento de Dios, el primero con promesa. Si su hijo no lo respeta a Usted Papá y Mamá corre el riesgo de partir joven de este mundo. ¿Entendió? Si lo ama y quiere que su hijo parta de este mundo después que Usted, ¡CORRÍJALO!

No olvide que amar no es dejar al niño hacer lo que quiere, Amarlo como dice en los Proverbios es corregirlo desde pequeño para que cuando fuere grande sea un buen hijo de Dios. Pero no olvide acompañar las correcciones de caricias y besos y mucho diálogo porque esto es necesario hacer sin dejar de hacer aquello.
Críe a sus hijos en la disciplina y amonestación del Señor y no se arrepentirá y cuando sean adultos Usted le podrá presentar a Dios hombres y mujeres de bien, que le sirven y aman al Señor de todo corazón. Y si alguno se descarriare ,habiéndole Usted enseñado lo bueno, ore y clame por él, y descanse en el Señor, que lo que le enseñó cuando era niño no se lo va a olvidar y a su tiempo volverá a tomar el buen camino, el de Cristo, el único que lleva a vida eterna.

Que el Señor los bendiga Padres y nos de Sabiduría para educar a nuestros hijos en Amor, en Verdad y en rectitud.
Paz del Señor y NO MENOSPRECIE LAS ENSEÑANZAS DE DIOS.

            "EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"
 



MINISTROS PASTORES YOZZIA