Translate

sábado, 27 de abril de 2013

PRISIONERO DE LA IGNORANCIA

Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed.
ISAÍAS 5:13

En el mundo en que vivimos, muchas veces he escuchado acerca de lo importante que es, que una nación tenga un pueblo sabio para que no caiga en el engaño y en la esclavitud del dominio extranjero o de los mas poderosos. Por este motivo un gobierno democrático siempre destaca la educación escolar como un pilar para el crecimiento y la libertad de esa nación. Reconocen, que la ignorancia es uno de los mas grandes enemigos de la libertad y del crecimiento igualitario.
 
Asimismo, ocurre en el plano espiritual. Este versículo comienza diciendo: "mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento". La falta de conocimiento de la Palabra de Dios, produce cautiverio, es decir, me convierte en prisionero del pecado; pues muchos pecan, sin saber que lo están haciendo, porque no conocen la Voluntad de Dios, pero conscientemente o inconscientemente, de todos modos son prisioneros del pecado, y el fin del prisionero no es el Reino de Dios, sino el infierno.
 
Satanás se ha encargado por los siglos de los siglos de confundir a los seres humanos, haciéndolos errar acerca de la voluntad de Dios e inclinándolos a ignorar la misma. Como se dice humanamente, al poder dominante le conviene un pueblo ignorante para no perder el dominio, asimismo a satanás le conviene una iglesia ignorante de la Voluntad de Dios para no perder las almas que él esta guiando hacia el infierno.
 
Es por ello, como dice la Palabra, "su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed", que satanás se encarga de que la iglesia de Dios no tenga verdadero alimento, contaminando la leche espiritual, que es la Palabra de Dios, con la suciedad del mundo, para que las almas no se alimenten con la verdad y perezcan. También se ha encargado de que no sean llenos del Espíritu Santo, haciendo que la iglesia de Cristo beba las aguas sucias de la emoción y de los sentimientos de la carne, confundiéndolos y haciéndoles creer que esa es la presencia del Espíritu Santo. De esta manera las almas inconstantes que continuamente están yendo de un lugar a otro sin la guía del Espíritu de Dios, terminan cayendo en las garras del engañador, quien conociendo sus debilidades, los tienta y hace caer en prisión de pecado, en la cual procura mantenerlos hasta el día de su muerte para así apoderarse de sus almas definitivamente.
 
Hermano amado, afírmate en una iglesia verdaderamente cristiana, llena del Espíritu Santo, crece en Fe y en sabiduría de la Palabra; se obediente en todo y un ferviente adorador y orador, para que tu alma no caiga prisionera del pecado y termine en el infierno. Mas si te has dado cuenta que estas preso, te exhorto en el nombre del Señor Jesucristo a arrepentirte inmediatamente y a retomar el Santo Camino de Dios. Comunícate con nosotros y estaremos orando por ti y aconsejándote para que puedas salir de la prisión espiritual y vivir en la Libertad del Perfecto Amor de Cristo.
 
El Señor te bendiga y espero que estas Palabras hayan sido de bendición para tu vida.


MINISTROS PASTORES YOZZIA