Translate

martes, 30 de abril de 2013

ES NECESARIA LA SABIDURÍA DE DIOS PARA HACER EL BIEN

Porque vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal. Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.
                                                                                   ROMANOS 16:19-20
 

Hermanos amados, seguramente de muchos de los que están leyendo este mensaje, Dios mismo dice: "vuestra obediencia ha venido a ser notoria", por lo cual nuestro Padre celestial se goza en tener hijos obedientes a Su Voluntad; creo que aún para cualquier papá en esta tierra no hay nada mas hermoso que tener hijos que le obedezcan en todo.
Nuestro Señor nos pide que seamos sabios para el bien e ingenuos para el mal. ¿Qué nos quiere decir con esto?.

Hacer el bien no es algo así simple, pues muchos a lo largo de la historia, creyendo hacer bien, hicieron mucho mal a la humanidad en nombre del "progreso".
Y aún en el seno familiar, queriendo hacer lo mejor para nuestra familia, con el tiempo nos dimos cuenta que algunas de nuestras decisiones fueron de perjuicio para nuestros seres mas amados; como por ejemplo, muchas Mamás queriendo darles a sus hijos un futuro mejor en lo económico, salieron a trabajar junto con sus esposos y descuidaron a sus hijos, quienes necesitan mas, de una Madre presente con todo el Amor y las Enseñanzas, que de cosas materiales. Y muchas veces, cuando creyeron tenerlo todo, se dieron cuenta que realmente lo habían perdido todo; hijos perdidos en el mundo de la rebeldía con todas sus consecuencias, divorcios, etc.

Y ni hablar de la iglesia, creyendo que lo mas importante es acumular bienes, ni siquiera aprobaron tener en cuenta a Dios como ÉL manda; y no como muchos creen que es suficiente. Muchos dicen: "no hace falta congregar, yo siempre hablo con Dios y no me aparte de Él, si no de la iglesia"; amados lectores cuando Usted se aparta de la Voluntad de Dios, que dice "CONGREGAOS" (Hebreos 10:25), se aparta de Dios, pues toda desobediencia es contada como pecado y todo pecado nos aparta de Dios, hasta que nos arrepintamos de todo corazón y nos volvamos a ÉL en obediencia.

Para realmente hacer el bien, es necesario la Sabiduría que nos da el conocimiento, no solo de la Palabra de Dios, sino de Dios mismo, a través de buscar su rostro en oración y mantener comunión con Él por medio del Espíritu Santo. Dios quiere que tomemos de su sabiduría, y obedeciéndole realmente estaremos haciendo el bien.
También nos pide que seamos ingenuos para el mal, pues los hijos de este siglo son muy sagaces para hacer lo malo; Dios no quiere que seamos como ellos.

Y finalmente hay una promesa maravillosa para los hijos obedientes, y es que Dios aplastará a nuestro enemigo del alma en breve. Si queremos ver la pronta caída de nuestro enemigo, es necesario que nuestra Obediencia sea notoria delante del Señor, y ÉL cumplirá su promesa poniendo al enemigo por estrado de nuestros pies.
¿Quiere ver Victorias en su vida?, ¿Quiere ver al enemigo caer?, sea obediente al Señor y estas promesas pronto se cumplirán en su vida; y si Usted ya es un hijo de Dios obediente, tenga un poco mas de paciencia que pronto Dios manifestará su Gloria en Usted, y todos los que se levantaron en contra recibirán su justa recompensa.

EN LA OBEDIENCIA ESTÁ LA BENDICIÓN.
Dios bendiga a la amada Iglesia de Cristo.
 

                    "EL QUE TIENE OÍDOS PARA OÍR QUE OIGA"


MINISTROS PASTORES YOZZIA